Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Los mapas de Pulso Social

La encuesta del Dane ya muestra brechas en optimismo, vacunación y seguridad alimentaria en regiones y por pobreza de los hogares.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 26 de 2021
2021-07-26 08:16 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer el Departamento Nacional de Estadística (Dane) publicó los resultados de la decimosegunda ronda de la encuesta Pulso Social.

Esta medición de los hogares colombianos corresponde al pasado mes de junio y ya comenzó a delinear una serie de ‘mapas’ sobre las perspectivas económicas ciudadanas, la disponibilidad de la vacunación, la seguridad alimentaria, las redes de cuidado y otros temas de bienestar.

Uno de los retos actuales y vigentes de la reactivación de la economía nacional es el grado de equidad e inclusión que la recuperación de las actividades productivas generarán en los colombianos.

Si bien en el debate público las estrategias sociales parecen reducirse a la entrega de subsidios, los impactos en pobreza e inequidad que ha desatado la pandemia del coronavirus se sentirán por muchos años.

La duodécima edición de Pulso Social pinta, por ejemplo, un ‘mapa’ del pesimismo de los hogares frente a la situación económica.

Aunque, en general, las expectativas negativas de los colombianos han venido disminuyendo conforme la reactivación avanza -con los ‘baches’ de las restricciones y paros-, una mirada regional refleja importantes diferencias.

En el trimestre abril y junio de este año el 29,3 por ciento de los ciudadanos creen que la situación económica de sus hogares estará “peor y mucho peor” frente al 25,4 por ciento que afirma que estará “mejor y mucho mejor”, esto es, una pequeña diferencia entre el optimismo y el pesimismo. No obstante, en Bogotá, por ejemplo, está brecha es mucho más amplia: mientras el 42,5 por ciento son “pesimistas”, solo el 19,5 por ciento son “optimistas”.

Otras ciudades como Quibdó y Florencia registran diferencias de más de 30 por ciento mientras que en Cartagena el hueco entre ambos bloques es de 14 puntos. Al otro lado están las capitales “optimistas” como Cúcuta, Ibagué, Neiva y hasta Cali, recientemente golpeada por los bloqueos ilegales.

En el frente de la vacunación, crucial para la reactivación económica, la medición del Dane refleja una especie de mapa del “escepticismo” frente a la disposición de los colombianos a recibir la vacuna contra el covid-19.

La encuesta recoge el ritmo más dinámico del plan de inmunización: el porcentaje de colombianos que afirman ya haberse aplicado su dosis se duplicó en un mes al pasar de 20,1 a 40,6 por ciento.

Sin embargo, queda claro la existencia de un bloque de 11,6 por ciento de colombianos que no está hoy vacunado ni está interesado en vacunarse. En ese bloque la brecha entre pobres y no pobres es clara: mientras en estos últimos los incrédulos son el 8,2 por ciento, dentro de los primeros el porcentaje asciende a 15,4 por ciento.

Antes de imponer restricciones y prohibiciones a los que “no quieren” es necesario agotar estrategias audaces para llegar es este grupo y tratar de persuadirlo.

Las dos razones más importantes para negarse a la vacuna son supuesta falta de efectividad y falta de confianza. Quibdó, Montería y Riohacha lideran los escépticos sobre la efectividad mientras que Cúcuta, Florencia y hasta Bogotá encabezan las capitales de los desconfiados de las dosis. Los abordajes a los incrédulos deben tener énfasis tanto regional como en las motivaciones del rechazo.

Por último, ciudades como Barranquilla, Cartagena y Sincelejo han experimentado desplomes alarmantes en el porcentaje de hogares que consumen las tres comidas diarias. Los ‘mapas’ del pesimismo, del escepticismo y del hambre constituyen un insumo útil para diseñar una política social que vaya mucho más allá de los subsidios.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes