close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Los retos de MinIgualdad

Ojalá que sus programas no solo se concentren en la reducción de la pobreza, también responda a un diseño y ejecución técnica, integral, moderna. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 10 de 2023
2023-01-10 09:55 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La semana pasada el presidente de la República, Gustavo Petro, sancionó en Istmina (Chocó) la ley que crea el nuevo ministerio de la Igualdad y la Equidad.

El primer mandatario asimismo anunció, en cumplimiento con un compromiso político, que la primera jefe de esta cartera sería la vicepresidente Francia Márquez y que su tarea sería la de “enarbolar la función permanente que cada política pública que se haga en cada lugar del Estado genere igualdad social”.

La visión del presidente Petro sobre el ministerio número diecinueve aún no cuenta con el detalle necesario para evaluar su capacidad técnica y su presupuesto y para determinar sus estrategias y metas con más claridad. En especial, al tener que enfrentar y resolver uno de los desafíos socioeconómicos más complejos y difíciles de Colombia: sus altos e inaceptables índices de desigualdad e inequidad tanto social como étnica y de género. El jefe del Estado habló en su discurso de sanción que “muchas instituciones actuales, partidas presupuestales que están en diversos ministerios, en el Departamento Administrativo de la Presidencia, o en el ICBF y en otros, pasarán con su personal y su presupuesto al Ministerio de la Igualdad”. Estas dos son las prioridades más urgentes que la administración Petro debe desplegar en la gestación de la nueva cartera: aterrizar sus objetivos de política pública más allá del simbolismo y determinar su estructura, esto es, las instituciones y recursos que “pasarán”.

Nadie niega la fuerza simbólica de un ministerio de Igualdad en un país tan desigual y en cabeza de su primera vicepresidente de origen afrodescendiente. Pero la realidad tanto socioeconómica como de las políticas públicas en Colombia son un golpe duro al simbolismo. Las expectativas que la cúpula del Ejecutivo -el presidente Petro y la vicepresidente Márquez- ha desatado en la creación de esta entidad son altas, especialmente para los colombianos más pobres y habitantes de las regiones y sectores más excluidos.

De acuerdo a las declaraciones del Gobierno Nacional, el nuevo ministerio de la Igualdad atenderá no solo la reducción de pobreza o los programas de infancia sino también los jóvenes -que contarán con su viceministerio-, las mujeres, los afros, los indígenas, las regiones atrasadas. No hay claridad aún de cómo se abordarán las distintas estrategias de disminución de la desigualdad en estos grupos poblacionales ni de cómo se definirán y complementarán los enfoques territoriales y étnicos.

Ni mucho menos a qué se refiere el primer mandatario cuando habla de que el ministerio cumplirá sus funciones “logrando organizar a la población en las regiones más excluidas de Colombia, porque la organización es una forma de poder, y el poder es una forma de disminuir la desigualdad social”. ¿Es esa “organización” que endilga Petro a la nueva entidad un llamado a la politización y clientelización de la política social colombiana? ¿Esta recién creada sombrilla de los programas para los más pobres se guiará por criterios técnicos y por aprendizajes de actuales iniciativas, u obedecerá a criterios más políticos y electorales?

Este momento de gestación del ministerio de la Igualdad debe responder la cuestión crucial de si será una oficina de coordinación de otras entidades con más presupuesto, tecnocracia, presencia regional y experticia, o un verdadero ente rector de la política social en Colombia. Cualquiera que sea la respuesta, ojalá que sus programas no solo se concentren en la reducción de la pobreza y de los factores que la generan -como la informalidad- sino también responda a un diseño y ejecución técnica, integral, moderna y sin clientelismo.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes