Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Los últimos de la fila

Sectores como restaurantes, turismo y transporte necesitan salidas intermedias para integrarse a la reapertura económica. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 25 de 2020
2020-06-25 09:55 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, quedó claro que un bloque de sectores económicos serían tanto los primeros en cerrar todas sus actividades como los últimos en retornar a las operaciones.

Por la naturaleza del virus y sus formas de transmisión, todos los negocios que dependieran de la aglomeración de clientes, como eventos masivos, o que implican un alto grado de contacto entre personas, automáticamente se convirtieron en actividades con un elevado riesgo de contagio.

La llamada ‘economía sin contacto’ se impuso a partir de las medidas de confinamiento que han venido viviendo más de tres cuartos de la Humanidad. Las cuarentenas cerraron desde colegios hasta discotecas, desde estadios hasta gimnasios, desde templos religiosos hasta cines, desde salas de concierto hasta la aviación comercial.

Incluso los materiales pedagógicos de las autoridades sanitarias identifican estos negocios como los “lugares donde debes tener más precaución con la covid-19”.

Sobra decir que el impacto durante la cuarentena estricta de abril y en la actual versión más ligera sobre estos sectores y sus cientos de miles de empresas ha sido brutal.

Por ejemplo, de acuerdo a cifras de Acodres, gremio de restaurantes y gastronomía, alrededor del 60 por ciento de estos establecimientos están hoy en riesgo de cerrar para siempre. Si bien muchos negocios han tratado de adaptarse a las medidas de restricción sanitaria con domicilios, pedidos para llevar e incluso incursionando al comercio electrónico y aplicaciones, no han podido compensar la caída en los ingresos.

No hay más que recorrer cualquier corredor comercial en cualquier barrio del país para ver la serie de restaurantes cerrados. Además del problema de ingresos, al igual que otros negocios de estos sectores de alto contacto, están los costos del arrendamiento de locales, las nóminas y demás gastos.

A la incertidumbre de los restaurantes se le suma toda la cadena del turismo, incluyendo el transporte aéreo y el intermunicipal. De hecho, restricciones de movilización que han impuesto mandatarios regionales y locales generan muchas más dudas que esperanza frente a la posibilidad de retornar a las actividades.

Muchos de estos sectores han venido desarrollando protocolos de bioseguridad y demás requisitos necesarios para recibir las autorizaciones. No obstante, por razones sanitarias, su integración al proceso de reactivación de la economía ha sido más lento y sin un cronograma definido.

Con el Gobierno Nacional invitando al país a hacerse la idea de una “Navidad con coronavirus” mientras el ritmo de contagios se agudiza, no es claro que una reapertura total sea el camino más adecuado para estos sectores de la economía.

Tampoco el Gobierno Nacional puede dejar a cientos de miles de empresas, muchas pequeñas y micro, que responden por cientos del miles de empleos, en una especie de limbo ‘zombie’: ni muertos, ni vivos. El cierre de miles de restaurantes, gimnasios, todo tipo de escuelas y centros de enseñanza y servicios turísticos es hoy una realidad. Más que tratar con reinvenciones, para los ‘últimos en la fila’ la cuestión es de supervivencia.

Anuncios como el avance en la apertura de restaurantes en municipios sin covid-19 y los pilotos para este sector son pasos en la dirección correcta. Asimismo, hay expectativas sobre la decisión de reabrir el transporte aéreo, el intermunicipal y su encadenamiento con el turismo.

Sin embargo, convivir con el coronavirus implicará que, aún con protocolos, estos sectores no podrán operar al estilo pre-pandemia, sus costos se disparen o los clientes no regresen. A pesar de ello, es momento de diseñar unas salidas intermedias para integrarlos a la reactivación.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes