Francisco Miranda Hamburger
Editorial

No hay cuarentena gratis

Los altos costos que generan los confinamientos ratifican la necesidad de diseñar medidas adicionales para hogares y empresas. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 20 de 2021
2021-01-20 07:26 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer Fedesarrollo publicó sus primeras estimaciones del costo que tendría el nuevo paquete de restricciones y cuarentenas que Bogotá y otras regiones están implementando en estas primeras semanas del año.

De acuerdo con este centro de estudios económicos, las medidas para enfrentar este segundo pico de contagios que hoy atraviesa Colombia generarían un costo económico entre 8,3 y 12,5 billones de pesos, equivalentes a entre un 0,8 por ciento y un 1,2 por ciento del PIB nacional.

El impacto en términos laborales no es pequeño: entre 146 mil y 220 mil desempleados. Serían sectores como el comercio, la industria y las actividades inmobiliarias los más afectados. Fedesarrollo concluye además que la contribución de la economía de Bogotá a estos costos es del 48,8 por ciento, mayor a su participación dentro de la economía nacional.

Más allá de la discusión sobre este rango de impactos, estos números ratifican una lección que ni los hogares ni las empresas ni los gobiernos deben olvidar: no hay tal cosa como una cuarentena gratis.

Aunque estas estimaciones son mucho menores que las publicadas por Fedesarrollo al inicio de los primeros confinamientos, estos costos no dejan de ser altísimos en términos no solo de la actividad económica, sino de los miles de puestos de trabajo en riesgo.

En especial porque estos impactos llegan tras varios meses de repunte tanto en la actividad económica- el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) de noviembre pasado fue de -3,4 por ciento- como en las expectativas empresariales y de los consumidores.

Crecen las alertas sobre la magnitud en la que la nueva ola de encierros en Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca pisará el freno sobre la reactivación de la economía. Si bien otras regiones del país reportan indicadores sanitarios más moderados y con menos gravedad, estos tres ejes concentran la mayoría de la actividad económica del país.

Asimismo, aumentan los llamados al Gobierno Nacional, el Distrito Capital y los gobiernos locales no solo a fortalecer estrategias de rastreo y detección- que no han sido desplegadas con suficiente intensidad-, sino también a definir medidas complementarias que refuercen la respuesta al segundo pico. En otras palabras, apagar el piloto automático con el que terminó el 2020.

Que ya se escuchen voces gremiales y académicas que hablen de un enero perdido en materia de recuperación laboral y reactivación económica debe disparar las alarmas oficiales. Continuarán las peticiones, por ejemplo, para que los programas de subsidios a la nómina empresarial extiendan su duración programada, así como para que se fortalezcan los canales de transferencias monetarias a los hogares vulnerables.

Los costos de estas cuarentenas y restricciones de enero no solo serán de corte económico. Junto con el incumplimiento de la promesa hecha por los gobernantes nacional y locales sobre el regreso de los confinamientos, está la eventual caída en las expectativas positivas de las empresas y del optimismo de los ciudadanos con respecto al 2021.

Sin importar la dimensión final del choque de enero, queda claro que los proyectos de reactivación, que incluyen decenas de iniciativas de infraestructura, energía, digital, hidrocarburos, entre otros, necesitan ganar mucha más aceleración y en mucho menos tiempo.

Otro aspecto del “no hay cuarentena gratis” está en la minuciosa evaluación del tangible impacto en los indicadores sanitarios que dejó esta ola de nuevos confinamientos y cierres. Si las economías bogotana, antioqueña y vallecaucana están asumiendo semejantes costos económicos y un nivel tan alto de destrucción de puestos de trabajo, los resultados en la baja de contagios y fallecidos al final de este ejercicio deben ser de una magnitud similar.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes