close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

‘Normalidad’ en movilidad

Micromovilidad, apps de transporte y domicilios, mayor peso de la logística y cambios en demanda y hábitos del pasajero deben ser tenidos en cuenta.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
diciembre 09 de 2021
2021-12-09 12:00 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El pasado 12 de noviembre el Gobierno Nacional asignó casi un billón de pesos para los siete sistemas integrados de transporte masivo (SITM) del país. Estos recursos surgen del cumplimiento de la ley de reforma tributaria, que incluyó este paquete de “ayudas” para aliviar el déficit operacional de estos sistemas, muy golpeados por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo a las metodologías establecidas, el TransMilenio de Bogotá recibió 733 mil millones de pesos, 153 mil millones fueron destinados a Medellín y a MetroCali, unos 49 mil millones de pesos. Estos apoyos gubernamentales a la movilidad de las grandes ciudades del país son bienvenidos, pero desafortunadamente insuficientes. Los confinamientos generalizados, los aforos limitados, el trabajo en casa y el temor a las aglomeraciones agravaron un hueco estructural que ya venía aquejando. Según la asociación Sitmus el déficit operacional por la pandemia de los SITM colombianos llegaría a los 3,6 billones de pesos.

La reapertura total de la economía y el retorno a la presencialidad en muchos sectores productivos ha contribuido a la reactivación de la movilidad urbana, en términos de usuarios y vehículos en servicio, incluyendo a los sistemas masivos. De acuerdo a la más reciente Encuesta de Transporte Urbano de Pasajeros (ETUP) del Dane, en el tercer trimestre de 2021, los pasajeros movilizados en SITM a nivel nacional han aumentado en 72, 9 por ciento en comparación con el año pasado y en 32 por ciento en comparación con el segundo trimestre.

No obstante, mientras en 2019 el total de usuarios movilizados llegaba a los 967.569, en el tercer trimestre apenas se registraban 601 mil pasajeros. El sistema de transporte masivo capitalino, el más grande del país, está aún 34,1 por ciento por debajo de los niveles previos a la pandemia mientras que el de Cali está 69 por ciento abajo, Bucaramanga (67,8 por ciento menos) y Barranquilla (61 por ciento menos). Es evidente que, en el corto plazo, se requieren fórmulas financieras adicionales que les permitan a los SITM sobrevivir la crisis actual.

Más allá del estado del transporte masivo del país, que requiere medidas urgentes, el futuro mismo de la movilidad urbana tras el choque de la covid-19 sigue incierto, abierto y en discusión. Son múltiples los frentes de este debate para rediseñar la ‘nueva normalidad’ de la movilidad en las ciudades no solo colombianos sino del resto del mundo. Por ejemplo, la demanda por viajes y modos individuales, desde carros y motos tradicionales hasta bicicletas y patinetas eléctricas, viene creciendo.

Una buena noticia vino en días pasados desde Bogotá con la oficialización de la llegada del nuevo sistema de bicicletas compartidas. En Colombia continúa la incertidumbre jurídica, regulatoria y hasta laboral, para las aplicaciones de transporte y sus afiliados, conductores y repartidores. Estas son unas definiciones que siguen en mora y que requieren ser zanjadas lo más pronto posible. Si algo ha quedado claro en estos 21 meses de pandemia sobre este tema, es la importancia de la ‘última milla’ y de la micromovilidad, el impacto del trabajo remoto en la demanda y el espacio para futuras aplicaciones de “movilidad -como- un-servicio” con todo el transporte bajo una sola app.

Es entendible que la urgencia de la coyuntura en las autoridades de movilidad de las grandes capitales del país sea la búsqueda del equilibrio financiero perdido y también que se anuncien grandes obras e intervenciones alrededor del transporte masivo. Sin embargo, frentes como la micromovilidad, las aplicaciones de transporte y domicilios, el mayor peso de la logística y los cambios en la demanda y hábitos del pasajero necesitan ser incorporados al debate.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes