close
close
Ricardo Villaveces P.

Notas de esperanza

La Orquesta Filarmónica del Cali ha logrado mantener un nivel que tiene que hacer sentir muy orgullosos a sus integrantes.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
junio 05 de 2022
2022-06-05 07:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Para los colombianos el tema político ha puesto de lado los demás y lo seguirá haciendo en los próximos meses. Primero con la elección y luego con las preguntas acerca de qué es lo que finalmente hará quien ocupe la presidencia. Quién lo va a rodear, cuántos de sus planteamientos de campaña pretenderá hacer realidad y cómo va a ser el encuentro de las aspiraciones como candidato con las realidades, limitaciones y complejidades del Estado en un escenario internacional complejo como pocas veces se había visto.

Estos serán desafíos que tendrá cualquiera sea quien gane con un compromiso que ambos están adquiriendo de cambiar el estado de las cosas. Es indiscutible que el país votó por un cambio. Seguiremos entonces en estos temas los próximos meses, pero también es conveniente hacer una pausa para pensar en temas más reconfortantes y esperanzadores que ponen de presente como, en paralelo con ese mundo de la política, se mueve esa otra Colombia que en todas las regiones y con múltiples manifestaciones busca crecer cultural y espiritualmente.

Hago referencia a uno de esos casos que merece atención. Me refiero a la Orquesta Filarmónica del Cali, entidad que contra viento y marea ha logrado subsistir después de atravesar difíciles períodos de angustias económicas, de haber prácticamente desaparecido en su primera versión de Orquesta Sinfónica y haber logrado renacer y desarrollarse con el apoyo de Proartes y de esas incansables trabajadoras de la cultura que han sido Amparo Sinisterra de Carvajal, Mariana Garcés y Beatriz Barros.

La orquesta no solo ha sobrevivido y ha llevado su música a muchos colombianos, sino que ha logrado mantener un nivel que tiene que hacer sentir muy orgullosos a sus integrantes. Desde hace años el Valle del Cauca enamoró al maestro Francesco Belli destacado director italiano, quien viene desempeñándose como director titular y ha sido determinante en lograr el buen nivel que tiene la orquesta y quien ha hecho posible que directores y solistas extranjeros acepten actuar como invitados.

Así ocurrirá, por ejemplo, el próximo once de junio con la presencia de un director ruso y solistas de Ucrania y Rusia en un concierto titulado: Música por la Reconciliación, poniendo de presente unos de esos temas bien gruesos, como es la guerra en Ucrania, que, por cuenta de nuestro proceso electoral, en Colombia parece que se estuviera olvidando.

A lo largo y ancho del país son muchas las iniciativas que deberían tener en cuenta el ejemplo de Filarmónica de Cali con un público que responde, aunque ojalá sean más los apoyos que reciba tanto del sector público como del privado. Hay que pensar que, en lugar del odio, el miedo y la polarización asociados al proceso político, deberían ser este tipo de expresiones lo que impulse a los colombianos en la búsqueda de un país mejor.

RICARDO VILLAVECES P.
Consultor privado

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes