Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Oportunidades que se pasan

Así sea en el próximo gobierno, proyectos de oro y cobre, cumpliendo las normas y bajo regulación, son una legítima alternativa para la reactivación.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 07 de 2021
2021-07-07 11:53 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hace un año, al inicio de la crisis económica que trajo la pandemia, en este mismo espacio se planteó la posibilidad del aporte que la explotación minera legal y regulada podría brindar a la necesaria reactivación económica. El Gobierno coincidió e incluyó siete proyectos mineros- 3 de oro, 2 de carbón y 1 de cobre- dentro del plan de ´'Compromiso por Colombia, lanzado el pasado 20 de julio.

Casi un año después, el balance de ese componente minero de la estrategia gubernamental de reactivación de la economía no es el mejor. No solo el 80 por ciento de estas iniciativas mineras reportan atrasos sino también la exploración aurífera, cuprífera y carbonífera enfrentan desafíos heterogéneos. De hecho, la entrada en operación de la mina Buriticá evitó que el cuatrienio actual pasará en blanco en la puesta en marcha de nuevos complejos.

El impacto de la crisis económica del covid-19 en el sector minero depende del mineral. Mientras que en 2020 la producción nacional de oro se elevó por su uso como activo de refugio a más de 1,480 millones de onzas, el sector del carbón atravesó tanto una caída de los precios internacionales como dificultades internas por fallos judiciales y huelgas. A lo anterior la decisión de la Nación de rechazar la devolución de los títulos de la compañía Prodeco. Por otro lado, el golpe a la construcción también afectó a la explotación de minerales no metálicos.

Junto al petróleo y el gas natural, el PIB de esta actividad productiva cayó el año pasado un 16 por ciento. No obstante, el PIB de la extracción de minerales metalíferos como el oro subió un 22,3 por ciento a la par que la de carbón de piedra y la de otras minas y canteras se desplomó 41,2 y 29,7 por ciento respectivamente. En otras palabras, tanto para empujar un crecimiento positivo en medio de la crisis como para frenar la caída de una rama tradicionalmente dinámica, la minería colombiana necesita aún una estrategia de reactivación sectorial.

Aún con la categoría de proyectos de interés nacional y estratégico (Pine), proyectos como Gramalote y Marmato prácticamente no alcanzarían a iniciar operaciones hasta bien en 2022 mientras que Soto Norte debe empezar de nuevo el trámite de su licencia. En cuanto a cobre, Quebradona es la quinta iniciativa con mayor inversión- 4,5 billones de pesos- de los proyectos contemplados dentro del “Compromiso por Colombia”. De la manera cómo se resuelvan los licenciamientos ambientales de este proyecto cuprífero- y otros seis en proceso- dependerá el futuro de la estrategia de diversificación de la canasta minera del Ministerio de Minas y Energía.

El desarrollo de una serie de iniciativas a gran escala y producción industrial de oro, cobre y otros minerales, es crucial no solo para contribuir en los próximos años de la reactivación económica sino también para suavizar la excesiva dependencia del petróleo y del carbón. El país debe ser honesto y definir si es capaz de desplegar una minería con legalidad, con cumplimiento de las regulaciones técnicas y ambientales, y con una vocación a gran escala.

Esa honestidad debe venir tanto de las autoridades gubernamentales como de las comunidades locales. Si ni siquiera en medio de la peor caída en la economía colombiana los proyectos mineros encuentran la agilidad y el sentido de urgencia para avanzar, cabe preguntarse si hace sentido seguir atrayendo los inversionistas internacionales a desarrollar esta actividad. Así sea en el próximo gobierno, estos proyectos de oro y cobre, cumpliendo las normas y bajo regulación, son una legítima alternativa para la reactivación.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes