Ricardo Ávila

El palo en la rueda

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 16 de 2014
2014-05-16 12:53 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No deja de ser irónico que en medio de una campaña presidencial, en la cual el único punto de consenso entre los candidatos ha sido el de comprometerse con más inversiones para la educación, se dé un paro de maestros como el decretado por Fecode hace un par de días.

Si bien la suspensión de actividades no es total, han vuelto las manifestaciones que no solo dejan sin clases a miles de estudiantes, sino que traen perturbaciones en la movilidad, como las que ayer sufrieron los bogotanos.

Es conocido que las conversaciones entre Gobierno y sindicato parecían ir por buen camino el martes, hasta que este último endureció su posición de manera sorpresiva.

El motivo fue la negativa de la administración Santos a eliminar el requisito de la evaluación por competencias, que es uno de los instrumentos que utiliza el Ministerio para lograr una mejora en la calidad de la enseñanza.

Este sirve para definir ascensos o bonificaciones, al igual que a la hora de diseñar programas de formación, con base en las falencias detectadas.

Sin duda, el sistema actual no es perfecto.

Quienes saben de estos asuntos aconsejan tener un método multidimensional que incluya elementos adicionales para tener una foto completa de las capacidades de cada maestro. Pero una cosa es construir sobre lo que se tiene y otra es echar por la borda lo que se ha podido hacer en términos de meritocracia.

Por tal motivo, es fundamental que el Ejecutivo se mantenga en su compromiso de no dar marcha atrás y defender la evaluación docente.

Así perdure la parálisis –y no falten quienes digan que ante los resultados de las más recientes encuestas, el palo no se encuentra para cucharas–, las consideraciones políticas no pueden ser tenidas en cuenta.

La razón es que hay un propósito unificado de inyectarle recursos sustanciales a la educación en los años por venir, lo cual muy posiblemente exigirá un mayor esfuerzo tributario.

Debido a ello, la ciudadanía debe tener la garantía de que el dinero será bien invertido para que no pase lo mismo que sucedió con la justicia hace un par de décadas, cuando los reajustes salariales no se tradujeron en una mayor eficiencia de la rama.

Aunque en su momento tendrá lugar la discusión sobre propuestas y montos, un trabajo reciente de Fedesarrollo, con el apoyo de la Fundación Compartir, da ideas de lo que se necesita.

En primer lugar, es indispensable una estrategia de mejoramiento de capacidades de los maestros, la cual pasa por labores de formación previa al servicio, evaluación y refuerzo académico; que tiene como premio una mejora importante en la remuneración. Tan solo con respecto a este último punto, el estudio mencionado habla de 361.000 millones de pesos más en el 2015, que pasarían a 1,1 billones dos años después.

El segundo elemento de la iniciativa es la adopción gradual de la jornada escolar de ocho horas, algo fundamental cuando se tiene en cuenta que en la enseñanza oficial esta cubre tan solo al 12 por ciento de los estudiantes en primaria, en comparación con el 57 por ciento en los colegios privados.

En este caso se requiere un esfuerzo en infraestructura para construir más instalaciones, al igual que contratar un número adicional de maestros.

Para Fedesarrollo, ello exigiría unos 400.000 millones de pesos el próximo año y entre uno y dos billones anuales hasta el 2020, solo en costos de nómina.

Como queda claro, no se trata de cifras menores. Poner en marcha el plan completo costaría para el 2030, casi 14 billones de pesos de hoy.

El premio sería el de asegurar que las nuevas generaciones de graduados tendrán un muy buen nivel educativo, sin que existan las inmensas disparidades actuales.

Sin embargo, eso requerirá del concurso de un sindicato de maestros que piense de forma moderna y tenga como meta la calidad de la enseñanza. Y eso no va a ser posible si Fecode se comporta como el palo en la rueda.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado