Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Pandemia e informalidad

La crisis sanitaria no es responsable por el escenario inicial de vulnerabilidad de los trabajadores informales y el emprendimiento de supervivencia.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 18 de 2021
2021-01-17 06:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La semana pasada el Dane publicó los datos más recientes sobre informalidad en el mercado laboral colombiano.

Estas cifras desagregadas son claves ya que el empleo y todas sus aristas es un frente social y económico con grandes impactos generados por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo a la organización estadística nacional, en el trimestre móvil septiembre-noviembre de 2020 la tasa de informalidad para las 23 ciudades y áreas metropolitanas fue de 48,7 por ciento- un aumento de 1,5 por ciento en relación con el mismo período de 2019. Un porcentaje idéntico se registró en las 13 grandes capitales para llegar al 47,7 por ciento.

El informe del Dane con corte a noviembre pasado, ratifica la tendencia de crecimiento de la informalidad laboral que la mayoría de analistas económicos pronosticó al inicio de la pandemia.

De hecho, la recuperación del mercado laboral, registrada como efecto de la reactivación económica del segundo semestre del año pasado, está presentándose por vía de los informales. Esto es, muchos colombianos están reingresando a la ocupación por medio de actividades informales.

Este comportamiento no genera mayor sorpresa ya que el desplome en el empleo que trajo la crisis del coronavirus desnuda falencias estructurales del mercado laboral colombiano.

Cuando la pandemia del covid-19 irrumpió en marzo del año pasado, los niveles de informalidad tanto laboral como empresarial en el país ya eran lo suficientemente altos como para constituir un freno a la productividad, la competitividad y el crecimiento.

La crisis sanitaria no es responsable por el escenario inicial de vulnerabilidad de los trabajadores informales, el cuentapropismo y el emprendimiento de supervivencia. Estudios de hace unos pocos años estimaron el tamaño de la economía informal en Colombia en alrededor de un tercio del PIB nacional.

La combinación entre pandemia e informalidad constituye un cóctel que no solo retrasará el ritmo de la recuperación económica sino también tendrá efectos graves y perdurables en términos de pobreza y equidad dentro de la población.

El paquete de políticas del Gobierno Nacional para responder a la pandemia ha incorporado el desafío social de la informalidad laboral- en especial en los canales de transferencias monetarias. No obstante, estas ayudas no compensan en su totalidad la pérdida billonaria de ingresos de los hogares más vulnerables.

Lo que es más grave: los márgenes de maniobra fiscal de los gobiernos Nacional y locales para seguir sosteniendo esas transferencias así como los subsidios a la nómina de las empresas se reduce cada día más.

La pandemia reveló no solo la gran dificultad de la economía colombiana para crear empleos de calidad sino también las desventajas de la informalidad en los negocios y las empresas.

Por ejemplo crece en el sector privado la preocupación tanto por el impacto de la nueva ola de cuarentenas como por la permisividad de las autoridades locales al comercio informal. Genera alarma la creciente inclinación de alcaldías como la de Bogotá de culpar al ciudadano y al comercio formal del segundo pico de contagios, mientras ignora flagrantemente el desorden de los informales.

Los gobiernos locales parecen olvidar con mucha frecuencia que son precisamente las empresas que le juegan a la legalidad las que cumplen los protocolos, invierten en las condiciones de bioseguridad, pagan los impuestos, contratan formalmente a sus empleados y terminan por sufrir las restricciones.

Mientras el censo económico que el Dane trabajará este año en actualizar esa información de las empresas, las políticas de estímulo a la formalidad laboral y empresarial deben integrarse con la respuesta gubernamental a la pandemia.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
​Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes