close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Petro en la ONU

Detrás del llamado a acabar guerra contra las drogas, el discurso presidencial ataca a la economía de mercado y a productos de exportación.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
septiembre 20 de 2022
2022-09-20 10:16 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Este martes Gustavo Petro intervino por primera vez en su calidad de jefe del Estado colombiano en la Asamblea General de las Naciones Unidas. El presidente de la República concentró su discurso en la conjunción entre el deterioro ambiental de la selva amazónica por los cultivos ilícitos y los efectos de la inacción en materia de cambio climático. Para el primer mandatario “la guerra contra las drogas ha fracasado. La lucha contra la crisis climática ha fracasado”.

Petro repitió su visión de las batallas fallidas contra la cocaína, que cuenta con amplia aceptación en medios de comunicación y analistas en el país. También describió en blanco y negro un mundo en el que las sociedades “tristes” del Norte rico, adictas al dinero, al petróleo y a la “compulsión de ilimitada del tener y consumir”, le “declararon” la guerra a los países del Sur, vitales y hermosos, cuyo encanto es roto por el “terror”.

Más allá de lo que significa que un presidente colombiano declare el fracaso del esfuerzo contra las drogas, en el mismo lugar donde en 1989 Virgilio Barco pidió una “acción internacional coordinada” contra los carteles y dijo que el país “nunca será una narco-economía”, Petro dejó por fuera los matices que convierten esta guerra en tan compleja de librar y de terminar. Por ejemplo, hace rato se acabó la dicotomía entre ricos consumidores y pobres productores y la cadena del narcotráfico incluye múltiples organizaciones criminales originarias del Sur. Algunas de ellas son las que el gobierno Petro busca sentar en su proyecto de ‘paz total’.

Otro fuerte mensaje del discurso es que Petro insiste en equiparar la cocaína y su daño con el petróleo y el carbón. Y se pregunta retóricamente: “¿qué es más venenoso para la humanidad, la cocaína, el carbón y el petróleo?”. Y se responde diciendo que mientras “el dictamen del poder” persigue la cocaína, decidió proteger a las industrias extractivas, debido a su “irracionalidad”. El jefe del Estado no pierde oportunidad en transitar el peligroso camino de equiparar una droga y un negocio ilícito y criminal con dos de los sectores legales más dinámicos de la economía nacional.

No está hoy en discusión los impactos climáticos de los hidrocarburos, sino el diseño, el ritmo y las avenidas de la transición energética, que difieren de cada país, de las tecnologías y de las matrices de energía de las economías. En vez de brindar más detalles sobre cómo será esa senda para Colombia, el mandatario iguala la adicción a las drogas -una enfermedad que sufren millones de personas y sus familias- a la dependencia del sistema económico de la energía generada por hidrocarburos. La postura oficial de Colombia en la ONU apunta a un desprecio por la economía de mercado. Para Petro el mercado “recorta la existencia” y no es ese mecanismo que, en condiciones de libertad que, en muchas ocasiones, se deben reforzar, deriva en la asignación eficiente de precios, que benefician a los consumidores y empujan las economías. De hecho, una transición energética exitosa, que descarbonice las economías, no vendrá solo de intervención estatal sino de fórmulas de mercado y corresponsabilidad.

Al final, el Presidente lanza una propuesta que amerita debate: en temas de deuda externa de las naciones amazónicas, que se reduzca para liberar espacios presupuestales. Existen otros mecanismos, bajo principios de mercado, que podrían brindar ese reconocimiento que Petro busca a las naciones que protejan la selva del Amazonas. Salidas a problemas colectivos de naturaleza global que se darán más probablemente por vía de los grises, no de los blancos y negros.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes