Ricardo Ávila
Editorial

Por ahora, en veremos

El presupuesto nacional que fue aprobado por el Congreso el miércoles es ambicioso, pero todo depende de la suerte de la ley de financiamiento. 

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 18 de 2018
2018-10-18 08:54 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Para un Gobierno que no las tiene todas consigo en el Congreso, el cómodo paso del proyecto de ley del presupuesto nacional del 2019 el miércoles en la noche, se convierte en su primera gran victoria legislativa. Tras 108 votos a favor y 18 en contra en la Cámara, y 68 favorables frente a 18 negativos en el Senado, la administración Duque recibió luz verde para poner en marcha una buena cantidad de iniciativas nuevas y seguir con las que venían de atrás.

A pesar de que el monto de los gastos gubernamentales del próximo año asciende a los mismos 259 billones de pesos que planteó en julio el equipo de Juan Manuel Santos, ahora tuvo lugar una profunda redistribución interna de partidas. Desde un comienzo, el Ministerio de Hacienda señaló que había un faltante de 25 billones de pesos que obligaba a hacer recortes aquí y adiciones allá, con el fin de reflejar las prioridades de la Casa de Nariño.

Los cambios son notables. Aparte de un recorte en la adquisición de bienes y servicios que genera ahorros por 1,2 billones de pesos, está un aumento más moderado en el servicio de la deuda pública, gracias a una reprogramación de varios vencimientos. Desde el punto de vista de caja, esto último le aliviará la presión a la Tesorería.

No obstante, el verdadero plato fuerte viene por otro lado. Frente a una iniciativa original de recortar la inversión estatal en comparación con el 2018, ahora se autorizó un aumento del 20 por ciento, con lo cual esta quedó en 46,8 billones de pesos. Por su parte, el renglón de funcionamiento también sube, al llegar a 160,2 billones de pesos, con un incremento del 9,3 por ciento. La causa principal es que las transferencias crecen en más de 12 por ciento, tanto en favor del sistema general de participaciones como de la salud.

Una mirada rápida deja en claro que son pocos los sectores que vieron desmejorada su situación. A educación le correspondieron cerca 2 billones de pesos más para el plan de alimentación escolar o las becas del Icetex; a salud 3,8 billones, con destino a los programas de aseguramiento; a inclusión social 1,1 billones, concentrados en transferencias condicionadas; a hacienda 3,4 billones derivados de las obligaciones de la paz; a minas 2 billones para mantener los subsidios tarifarios, y a transporte 1,1 billones para vías terciarias o el túnel de la línea.

Los especialistas notarán que desde el punto de vista macroeconómico, la suma de partidas de funcionamiento e inversión llegará al equivalente del 19,5 por ciento del Producto Interno Bruto, una proporción superior al 18,7 por ciento calculado para este año. De cumplirse con lo aprobado esta semana, las erogaciones estatales llegarán a cerca de un máximo histórico como proporción del tamaño de la economía.

Lo anterior no necesariamente es malo. Múltiples estudios confirman que giros gubernamentales más altos impactan favorablemente el comportamiento de la actividad productiva. Atender las necesidades en múltiples áreas servirá para responder a las demandas que hacen diferentes sectores, incluyendo a los estudiantes que piden más recursos para la educación superior.

Todo depende, sin embargo, de que las cuentas cuadren. Tal como lo señaló Alberto Carrasquilla “el presupuesto necesita una adición, en términos de financiamiento, por 14 billones de pesos” que depende del proyecto de ley que se presentaría el lunes próximo y cuyo plato fuerte sería una mayor carga tributaria. En caso de que el Congreso se niegue a subir los impuestos, el propio Minhacienda dijo que “habría que hacer unos recortes, porque no podemos tener en el país un presupuesto desbalanceado”. Por tal razón, habrá que esperar hasta diciembre para llegar a un veredicto final. Mientras tanto, las mayores partidas aprobadas el miércoles seguirán en veremos.

Ricardo Ávila Pinto 
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado