Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Reactivación con trabajo

La tasa de desempleo de mayo, 21,4 por ciento, confirma que la reactivación económica debe integrar un plan para el empleo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 30 de 2020
2020-06-30 09:59 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La publicación del informe laboral del Dane para el mes de mayo confirmó las sospechas de todos los analistas: la pandemia del coronavirus dejará una estela de desempleados a la par del número creciente de contagiados y de fallecidos.

La tasa de desempleo en el total nacional, correspondiente a mayo pasado, llegó a un nuevo máximo de 21,4 por ciento, el doble de la registrada en el mismo período de 2019.
En este mes la destrucción de empleos alcanzó los 4,9 millones mientras que los inactivos aumentaron en 3,3 millones y los desocupados en 2,08 millones.

 Todos los sectores de la economía destruyeron puestos de trabajo, incluyendo más de 900 mil en comercio y 716 mil de la industria manufacturera.

Este panorama laboral ratifica que, al sufrimiento en salud pública y en fallecimientos por la covid-19, hay que añadir un altísimo costo en cuanto a empleo y generación de ingresos para millones de hogares colombianos.

El drama del desempleo como resultado del choque económico de la pandemia no es exclusivo de la economía colombiana. De acuerdo a la Organización Internacional de Trabajo (OIT) no solo América es la región más golpeada en términos de horas laborales perdidas sino que la crisis golpea de “manera desproporcional y perjudicial” a las mujeres trabajadoras.

Jóvenes, mujeres, personas con menores niveles educativos y empresas de menos de 10 empleados están empezando a convertirse en los sectores con un mayor impacto en materia de empleo e ingresos.

De los 4,9 millones de empleos destruidos en mayo, el 80 por ciento corresponden a personas sin educación superior mientras que casi el 70 por ciento laboraban en establecimientos de hasta 10 empleados.

La tasa de desempleo para mujeres es de un 25,4 por ciento mientras que para jóvenes es del 26,6 por ciento. Sobre los hombros de estas poblaciones y de estos negocios pequeños y micro está cayendo el mayor peso de la destrucción de empleos.

La crisis de generación de puestos de trabajo venía desde mucho antes de la irrupción del coronavirus en Colombia. Por varios años el país ha debatido la necesidad de incluir reformas que incentiven la creación de más empleo, incluyendo la flexibilización y actualización de las normas laborales.

Aunque la tasa de desempleo de mayo no llegó a los altos niveles que algunos analistas estimaban, no hay muchos motivos para festejar ya que el panorama actual es de por sí alarmante.

Sin embargo, es justo reconocer varias tendencias. La primera es que, en comparación con los 5,4 millones de empleos destruidos en abril, en mayo esta cifra se redujo en medio millón. En similar sentido, el aumento de los inactivos no fue tan alto como en el primer mes de la cuarentena.

La reapertura gradual de varios sectores productivos en el mes de mayo contribuyó a frenar el proceso de destrucción de puestos de trabajo. Este es un camino que la economía debe continuar, con todas las medidas de protección y los protocolos sanitarios.

En momentos en que está en el debate público la propuesta de regresar a la cuarentena estricta, es necesario no solo recordar el hundimiento del 20 por ciento que la economía colombiana experimentó en abril sino también ponderar los impactos en el empleo y la ocupación.

Antes de que llegara la pandemia, muchos sectores pidieron al Gobierno Nacional el desarrollo de un plan de choque de generación de empleo para enfrentar esta creciente problemática. Ahora, en medio de la crisis económica y con el doble de los niveles de desempleo del año pasado, queda ratificada la urgencia y la necesidad de incluir dentro de cualquier ruta hacia la reactivación económica un plan para la protección del empleo existente, hoy en peligro.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes