Ricardo Ávila

Toda realidad es local

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 07 de 2014
2014-04-07 12:12 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando en el 2002 los países que integran las Naciones Unidas decidieron crear el Foro Urbano Mundial, no hicieron más que reconocer una realidad indiscutible: que el siglo XXI bien podría considerarse como la era en la cual la mayoría de la población global pasará a vivir en las ciudades. Si bien hoy en día cerca de la mitad de la humanidad, es decir unos 3.500 millones de personas, habita en cabeceras municipales, el flujo parece imparable.

Bajo el supuesto de que las tendencias actuales se mantengan, a lo largo de las décadas que vienen más de 2.500 millones de individuos adicionales deberían establecer su residencia en zonas metropolitanas. Así, hay procesos migratorios en marcha que a la vuelta de unos pocos años les cambiarán la cara a decenas de países.

Dicha transformación ya ha sucedido en América Latina, que es considerada la región que tiene la tasa de urbanización más alta del planeta: 80 por ciento. En contraste, en África ese indicador es del 40 por ciento, mientras que en Asia llega al 45 por ciento.

Por cuenta de esas realidades, los desafíos no son los mismos. En el caso latinoamericano, el reto consiste en mejorar la calidad de vida de quienes ya se encuentran presentes. Esto incluye no solo aumentar la cobertura de servicios públicos elementales como electricidad, acueducto y alcantarillado, sino contar con un sistema de educación que garantice la calidad, aparte de avalar condiciones aceptables de seguridad o de transporte y manejo de basuras de forma eficiente.

En cambio, para los dos continentes más poblados del globo el reto empieza por acomodar a los cientos de miles de familias que cada mes llegan a engrosar sus cinturones de miseria. Hay casos extremos como el de China, en donde las autoridades locales administran el flujo de personas que llegan a residir en una determinada población. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones los fenómenos de expansión no responden a ningún tipo de planeación, sino que se dan de manera espontánea.

Los motivos detrás de una recomposición tan acelerada tienen que ver con las oportunidades de desarrollo tanto en el campo como en la ciudad. Mientras que en el primero, las posibilidades de avance individual son pocas, en las segundas son mucho más numerosas. Eso no quiere decir que las calles de las avenidas se encuentren pavimentadas de oro, sino que las probabilidades de progreso son altas. Tanto en términos de educación como de opciones laborales, el abanico es infinitamente más amplio, frente a lo que pasa en las áreas rurales.

Tales circunstancias se asemejan mucho a las de Colombia, donde las consideraciones de seguridad asociadas a más de una época de violencia también tuvieron un rol importante en el crecimiento de nuestras ciudades. Si bien el proceso de urbanización que vivimos comenzó en forma a mediados del siglo pasado, establecer paralelos a miles de kilómetros y con varias décadas de distancia, resulta más fácil de lo que parece.

Debido a ello, la cita que hoy comienza en Medellín debería dejarnos un saldo valioso, que va mucho más allá de lo que gasten los miles de delegados que impulsarán por unos días la economía de la capital antioqueña. Y es que la verdadera utilidad del Foro Urbano son las lecciones que le entrega a un país que tiene más de 30 ciudades cuya población supera los 200.000 habitantes, algo único en Latinoamérica. Estas nacen al compartir las experiencias exitosas que podemos incorporar, para enmendar la plana o empezar a hacer las cosas bien.

Y es que todavía la improvisación en las administraciones municipales sigue siendo la norma y no la excepción. Pero ese no debería ser el caso si entendemos que en otros puntos del globo, más allá de la diferencia de idiomas o de culturas, hay ejemplos exitosos que deberíamos imitar, con el propósito de formar gobiernos profesionales en el ámbito local.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado