Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Regreso a las cuarentenas

El país conoce lo que trae el confinamiento: inequidades exacerbadas, negocios golpeados y desequilibrios entre la salud y la economía. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 07 de 2021
2021-01-07 09:41 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Bogotá arrancó anoche, y por este puente festivo, con una nueva ronda de cuarentena total, así como las principales capitales que han anunciado toques de queda y cierres.

Siguiendo una circular de los ministerios de Salud e Interior, todo el territorio nacional experimentará restricciones y otras medidas de orden público y prohibiciones de acuerdo a los niveles departamentales de la ocupación de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCIs).

En otras palabras, Colombia, y con más severidad la capital de la República, regresan a los confinamientos estrictos como mecanismo para reducir el ritmo disparado de contagios de las últimas semanas.

De hecho, desde el pasado 15 de diciembre los datos oficiales registran el fallecimiento de 5.872 personas por covid-19, esto es, el 13 por ciento del total de 45 mil muertes. Solo en la primera semana del nuevo año los nuevos contagios ascienden a más de 110 mil, el 6 por ciento de la totalidad en estos diez meses de pandemia.

Lo anterior ratifica tanto que Colombia atraviesa por un momento crítico en la lucha contra el coronavirus como que la indisciplina durante las fiestas decembrinas pasó una cuenta de cobro mortal. Asimismo, que los gobiernos nacional, distrital y locales desaprovecharon los meses de curva “llana” de la pandemia para preparar una respuesta integral al “segundo pico” de contagios.

Ninguna autoridad nacional, capitalina o local debe sorprenderse por los dramáticos niveles de nuevos casos, fallecidos y ocupación de las UCIs con que se estrenó el 2021. Solo bastaba con seguir los reportes diarios del Ministerio de Salud para entender que Bogotá y otras grandes capitales del país no estaban teniendo control sobre el comportamiento del virus en sus jurisdicciones.

En el Distrito Capital y en otras ciudades se presentaron eventos masivos y aglomeraciones comerciales- muchas desde los espacios de ventas informales y promovidos por las alcaldías que, sumados a la indisciplina ciudadana en reuniones familiares navideñas, responden por estos alarmantes aumentos.

Evidentemente, la lección de las cuarentenas como el último recurso de política pública por su alto costo social y económico, no fue correctamente aprendida por el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá.

Aunque los confinamientos sean la respuesta inevitable a la dramática situación actual, su aceptación resignada por parte de la sociedad no borrará sus impactos en fábricas, comercios, hogares y empleos.

El país ya conoce muy bien, y lo aprendió de la manera más brutal, los saldos que dejan las cuarentenas sectorizadas, estrictas, con restricción de movilidad, de un fin de semana o de dos semanas.

Los encierros, como los que sufrirá el país y que seguirán en seis localidades capitalinas a partir del martes, exacerban las inequidades de todo tipo, golpean a las empresas de todos los tamaños, destruyen los puestos de trabajo, paralizan las inversiones y desequilibran el balance delicado entre salud y economía.

Los colombianos ya saben de primera mano los efectos de los confinamientos en sus empleos, ingresos, educación, salud mental y negocios. No causaría mayor sorpresa que las autoridades encuentren mayor resistencia de los ciudadanos a cumplir esta segunda ola de restricciones.

En materia de equidad, el Gobierno Nacional y ciudades como Bogotá deberían sincronizar transferencias adicionales a los hogares pobres y definir ayudas adicionales a los comercios, golpeados en sus actividades por los cierres.

El regreso a las cuarentenas es un recordatorio cruel de que hay plan de vacunación mas no vacuna, incipiente reactivación mas no recuperación, expectativas de crecer mas no certidumbre.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
​Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes