Ricardo Ávila

Repartir mejor la torta

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 24 de 2014
2014-03-24 07:45 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El único lunar dentro de la cascada de buenas noticias que entregó el Dane el viernes pasado, al reportar que los índices de pobreza y pobreza extrema registraron un fuerte descenso el año pasado en el país, fue la desigualdad. Según la entidad, esta se mantuvo en los mismos niveles del 2012, con lo cual terminó una seguidilla de mejoras.

La base de dicha afirmación fue el cálculo del coeficiente de Gini, un índice cuyos valores teóricos extremos oscilan entre cero y uno. En el límite inferior, la riqueza de una sociedad estaría repartida en porciones iguales, mientras que en el superior solo un individuo sería dueño de todo.

Los datos correspondientes al mundo muestran una gran disparidad. De un lado, se encuentra Noruega con un Gini del 0,23 y del otro Suráfrica con 0,63. Los expertos señalan que de un tiempo hacia acá, la inequidad en el planeta se ha deteriorado. Hace poco la organización Oxfam señaló que las 85 personas de mayor fortuna a nivel global tienen el mismo poder económico que los 3.600 millones de individuos de menores ingresos, que representan la mitad de la humanidad.

En el caso colombiano, el panorama no es el mejor. A pesar de que los periodos de comparación no son uniformes, nos encontramos con un Gini de 0,539 en el lugar 149 dentro de la comunidad internacional. Y en lo que atañe a América Latina –que es la región más desigual de todas–, ocupamos el quinto puesto, superando a países como Guatemala, Honduras, República Dominicana o Paraguay.

Lo anterior, vale la pena insistir, no desconoce los avances conseguidos en lo que va del siglo. Sin embargo, la distancia que nos separa de Uruguay –cuyo índice es de 0,4– es inmensa, para no hablar de latitudes más lejanas. Por tal motivo, cualquier propósito destinado a que las cosas en el territorio nacional avancen debe incluir la meta de distribuir mejor el ingreso.

La respuesta sobre cómo hacerlo la viene de dar el Fondo Monetario Internacional que, por sorprendente que parezca, le ha dedicado importantes recursos al tema. El organismo sostiene que aparte de las implicaciones éticas de tener una alta concentración de la riqueza, esta influye negativamente sobre el crecimiento que puede tener una nación. Puesto de otra manera, la inequidad es un mal negocio.

En consecuencia, la entidad señala que la política que mejor funciona es la fiscal. Así, hay que contar, en primer lugar, con un esquema impositivo que tenga elementos de progresividad. Esto quiere decir que quienes reciban más, paguen una proporción más alta que aquellos que no tienen nada, por lo cual los recaudos no pueden basarse en tributos como el IVA, en el cual a todos se les cobra lo mismo.

Pero esa primera condición de nada sirve si el gasto no se hace con un propósito redistributivo. El ejemplo por excelencia es el de Europa, en donde diferentes Estados equilibran las cargas, especialmente a través de tres mecanismos: salud, educación y vivienda (normalmente subsidios de alquiler). En promedio, el efecto equivale a reducir el Gini en una tercera parte.

Para Latinoamérica, la evidencia no es tan clara. Uno de los motivos es que el peso de los impuestos en la región es mucho más bajo que en los países desarrollados. Otro es que el dinero no se concentra en los más pobres. Así pasa con las pensiones en Colombia, pues los casi 25 billones de pesos que salen del presupuesto para cubrir el faltante benefician a las personas de ingresos más altos.

Por tal razón, hay que enmendar la plana. Sin entrar en recetas específicas, lo que señala el Fondo es que hay criterios que se deben tener en cuenta para mantener la estabilidad macroeconómica y al mismo tiempo repartir mejor la torta. Además, hay experiencias de las cuales se puede aprender, a ver si al cabo de unos años es posible afirmar que en materia de vencer la desigualdad, Colombia finalmente está haciendo la tarea.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado