Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Retomar la senda

Es posible avanzar en la negociación del paro sin bloquear la economía ni descarrilar la reactivación. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 17 de 2021
2021-05-17 07:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

“La recesión como tal ha terminado y empieza la senda de recuperación de nuestra economía”. Así recibió el presidente Iván Duque los positivos resultados sobre el producto interno bruto (PIB) del país en el primer trimestre del año.

Las cifras respaldan el optimismo del primer mandatario. De acuerdo al informe del Dane, la economía colombiana creció 1,1 por ciento entre enero y marzo, tras un arranque de 2021 marcado por las restricciones por el segundo pico de contagios y la demora para iniciar el plan nacional de vacunación. Es decir, a pesar del ‘bache’ de comienzos de año, ocho de las 12 actividades que integran la medición registraron comportamientos positivos.

Este resultado marca el regreso al terreno positivo del PIB nacional luego del histórico desplome de 6,8 por ciento en 2020 por cuenta de la pandemia del coronavirus. Además de marcar por ahora el fin de las contracciones de mediciones anteriores, este nivel de crecimiento superó las expectativas de analistas y observadores.

Este repunte ratifica que, sin medidas restrictivas a los sectores productivos y cuarentenas generalizadas en las principales ciudades, la economía colombiana encuentra una dinámica senda de reactivación. Los datos del Índice de Seguimiento de la Economía (ISE) correspondiente a marzo así lo reflejan. En ese mes el comercio creció un 22,3 por ciento, las industrias manufactureras un 22,5 por ciento y la construcción un 32 por ciento. Hasta las actividades artísticas, muy golpeadas por la pandemia, registraron un crecimiento positivo del 23 por ciento.

Esta fotografía instantánea de la economía colombiana al 31 de marzo pasado -positiva, dinámica y sin cierres- contrasta dramáticamente con lo ha experimentado el país durante abril y lo corrido de mayo.

Las restricciones producto del tercer pico de contagios, sumadas a las casi tres semanas de severos bloqueos de las jornadas de paro, tendrán con seguridad un desastroso impacto sobre la tendencia registrada en el primer trimestre del año.

Las más recientes estimaciones del Gobierno Nacional calculaban la semana pasada el costo total del paro en unos 6,4 billones de pesos. Los cierres en las carreteras y en las entradas a las ciudades están asfixiando el flujo económico de la Nación, creando desabastecimiento, quebrando negocios de todos los tamaños y destruyendo los retoños de la reactivación.

Estas pérdidas -que seguirán multiplicándose en los próximos días- son tradicionalmente de poca importancia para la mayoría de dirigentes y manifestantes de las protestas. El contexto de una crisis económica de niveles históricos en medio de una pandemia debe servir de argumento, tanto para encontrar razones al descontento como para incluir los efectos económicos en las negociaciones.

No obstante, este golpe a las actividades productivas será determinante en la capacidad de la economía de generar los puestos de trabajo en el corto plazo. Lo que hoy está en juego no es si el segundo trimestre ya se perdió para la reactivación -lo que es probable- sino si el paro deteriorará más la dinámica económica de las cuarentenas más estrictas.

El pasado fin de semana el Ejecutivo y el Comité del Paro dieron los primeros pasos en la mesa de negociación. Es perentorio que las conversaciones conduzcan con celeridad a unos acuerdos iniciales que cesen no solo la violencia y el vandalismo, sino también los bloqueos y los ataques a la infraestructura.

Es posible avanzar en la negociación de las demandas de los grupos sociales, incluidos los jóvenes, sin bloquear la economía ni descarrilar por completo la senda de la recuperación.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes