Francisco Miranda Hamburger
Editorial

S.O.S. por la creatividad

El impacto de la pandemia en las industrias culturales y creativas ha sido severo, pero el sector de la naranja necesita ayuda adicional. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
noviembre 10 de 2020
2020-11-10 09:23 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer el Dane publicó su cuarto reporte sobre la economía naranja, uno de los sectores abanderados del presidente Iván Duque.

El sector de las industrias culturales y creativo no es la excepción en el drástico choque en materia de producción y de empleo que ha significado la pandemia del coronavirus.
De acuerdo a la entidad estadística, entre enero y septiembre de este año los empleos perdidos en las actividades cubiertas bajo la economía naranja llegaron a los 61 mil, esto es un 11,9 por ciento en comparación con el año pasado.

Una mirada a las industrias culturales y creativas, más allá de las definiciones legales de las actividades ‘naranja’, refleja un sector económico particularmente golpeado por la crisis.

La pandemia del coronavirus, y en especial medidas sanitarias como los confinamientos y el distanciamiento social, desplomaron el sector de las actividades ‘artísticas, de entretenimiento y recreación’.

El reporte del Dane sobre el PIB del segundo trimestre del año calculó en un 37, 1 por ciento la caída de las actividades económicas de este sector. En materia de empleos, aún en la medición del mercado laboral que incorpora los aportes de la reapertura económica, 231 mil puestos de trabajo se perdieron en este rubro.

De hecho, el golpe infligido por la caída del sector cultural, artístico y de entretenimiento a las economías urbanas de ciudades como Bogotá no es menor debido a su peso tanto en el producto como en los empleos.

Si bien estas estadísticas registran estos duros impactos a estas industrias, las consecuencias de la pandemia de la covid-19 se sienten con solo salir a las calles de las grandes capitales del país y percibir sus espacios culturales y creativos cerrados o con baja producción.

Esto no es un fenómeno exclusivo de Colombia: las medidas de lucha contra el virus han deprimido sustancialmente a la cultura, el arte y, en menor grado, las industrias basadas en la creatividad.

La economia naranja no está ausente del plan de reactivación económica del Gobierno Nacional. Bajo ese mismo nombre y dentro del paquete de generación de empleo, el Ejecutivo ha incluido tres proyectos por 26 billones de pesos y con la meta de crear aproximadamente 105 mil empleos.

A los incentivos tributarios a la cultura por 3 billones de pesos, se suman un rubro de proyectos de economía creativa por 14 billones y planes audiovisuales por otros 7,9 billones. La clave está ahora en la implementación efectiva y rápida de estas tres iniciativas.

Al lanzar su plan de reactivación en su discurso del 20 de julio, el presidente Iván Duque incorporó un proyecto de ley para crear un fondo de incentivos por 2 billones de pesos. Desafortunadamente, la iniciativa legislativa de ‘Reactivarte’ se demoró tres meses en radicarse y hoy está en discusión en el Congreso de la República. Indudablemente es urgente su avance parlamentario.

A pesar de ser uno de los sectores bandera dentro del programa de la administración Duque, las cifras del Dane ratifican que a la economía naranja no le ha ido mucho mejor en estos dos últimos años, aún antes de que irrumpiera el coronavirus.

De hecho, mientras en 2015 las exportaciones de las actividades naranja registraron unos 91 millones de dólares, en 2019 esa cifra bajó a 75 millones. Entre enero y septiembre de este año las ventas externas solo sumaron unos 31 millones.

El Gobierno señala como positiva la recuperación del consumo cultural de los hogares en sintonía con la reactivación en otros frentes. Pese a la pandemia, la reflexión del presidente Duque en 2018 sigue vigente: las industrias culturales y creativas pueden convertirse en motor de la economía colombiana. Por ahora, un S.O.S. por la creatividad puede ayudar a salvarlas.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes