close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Transporte masivo: aún falta

Resta camino por recorrer en la recuperación en los siete sis- temas de transporte urbano del país y en el debate sobre su futuro en la pospandemia.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 25 de 2022
2022-07-25 10:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Fueron muchos los sectores económicos impactados en sus operaciones y actividades por la pandemia del coronavirus, incluido el transporte urbano de pasajeros. Si bien una gran mayoría de ellos se encuentran plenamente recuperados -incluso con niveles superiores a 2019-, la reactivación de los buses de servicio público -en especial los Sistemas Integrados de Transporte Masivo (SITM)- no ha registrado la dinámica deseada.

De acuerdo al informe de gestión gubernamental del sector transporte, depositado en el Datálogo de Planeación Nacional, el estado de emergencia sanitaria y las medidas de confinamiento generalizado hundieron hasta en un 83 por ciento en abril de 2020 la demanda en los siete SITM del país. Aún con la reactivación de la economía y el levantamiento de las restricciones, el trabajo en casa, el temor por los contagios y las aglomeraciones, la compra de motos y vehículos y los cambios en los patrones de movilidad han impedido un pleno retorno a los índices prepandemia.

Según cifras del Ministerio de Transporte, entre marzo de 2021 y marzo de 2022, el promedio de viajes en día hábil aumentó un 53 por ciento, a pesar del duro impacto del paro nacional del año pasado tanto en desplazamientos como en destrucción impune de la infraestructura. No obstante, al comparar con las cifras de marzo de 2020, al inicio de la pandemia de la covid-19, con las del mismo mes de este año, el promedio reporta un 2 por ciento por debajo.

Un corte a mayo pasado muestra que la reactivación de estos siete SITM en el país es muy heterogénea. Mientras el TransMilenio de Bogotá y el sistema integrado de Medellín y el Valle de Aburrá reportan una recuperación del 92 y 93 por ciento, el MIO de Cali y Metrolínea de Bucaramanga registran los menores niveles de pasajeros: 52,3 y 35,2 por ciento. Completan la lista Megabús de Pereira (81,4 por ciento), Cartagena (79 por ciento) y Barranquilla (74,6 por ciento).

Esta es una fotografía que debería preocupar ya que, ante los niveles de reactivación de las actividades económicas, ya era hora que los SITM empezaran a dejar los abultados déficits con los que la pandemia los golpeó duramente. No solo en Colombia sino en otras economías del mundo, como por ejemplo Estados Unidos, la demanda del transporte urbano masivo no se ha levantado tras la covid-19.

De hecho, en el caso del metro de Nueva York, los viajes prepandemia eran de 5,5 millones al día, mientras que el máximo en tiempos de coronavirus ha sido tan sólo de 3,5 millones diarios, en mayo pasado.

Esta es una situación que afecta seriamente la política de movilidad urbana tanto en las grandes capitales como en las ciudades intermedias del país. Si bien las dificultades en la demanda y los problemas por los pasajeros y las finanzas ya aquejaban a los SITM antes de la irrupción del coronavirus, la pandemia no solo ha hundido las finanzas y el volumen de pasajeros sino también ha marcado una especie de nuevo paradigma de movilidad urbana con menos demanda.

En el corto plazo los sistemas de transporte masivo del país requieren el retorno más veloz, en la medida de lo posible, a esas cifras prepandemia. Pero, en simultánea, esta recuperación no implica la desaparición de los retos financieros, de infraestructura y de competencia que han marcado la entrada en operación de varios de los SITM. A lo anterior se debe añadir la revisión de estos “cambios” en la relación de los pasajeros con la movilidad en el pos-covid19.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
​Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes