Ricardo Ávila
Editorial

Un radar más afinado

En escasos cinco años la Dian logró más que duplicar lo que recauda por concepto de impuesto de renta de las personas naturales.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 08 de 2019
2019-07-08 09:05 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La cuenta regresiva ya comenzó. En menos de un mes arrancarán a cumplirse los plazos para que algo más de tres millones de contribuyentes presenten su declaración de renta, de acuerdo con un cronograma que depende del número del NIT (C.C.) y va desde el 6 de agosto hasta el 17 de octubre próximos.

Quienes vienen de atrás, saben que deberán renovar su compromiso con el fisco. Quienes no, están obligados a mirar si cumplen exigencias como un patrimonio bruto superior a 149,2 millones de pesos o ingresos de más de 46,4 millones durante el 2018, entre otros hitos señalados.

En caso de dudas será la propia Dian la que ayudará a los indecisos. Cada vez es más incisiva la labor de la entidad a la hora de cruzar bases de datos que le permiten, por ejemplo, identificar a personas que hicieron consumos de tarjeta de crédito por encima de un monto determinado. Es muy probable que los “olvidadizos” reciban una comunicación en la cual se les anexa un formulario llenado a modo de sugerencia, pues esa es una de las novedades del 2019.

Además, hay ayudas que valen la pena. Tal vez la más importante es la herramienta de “hágalo usted mismo”, disponible en la página web de la institución. El micro sitio no es otra cosa que una manera de avanzar paso a paso, de manera guiada, para completar los renglones permanentes y radicar la declaración en forma virtual. A lo anterior se agrega la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito, un esquema al cual se vincularían los principales bancos del país.

Mecanismos como este son cada vez más usuales en las administraciones de impuestos en las más diversas latitudes. De un lado, se trata de simplificar un proceso que intimida, sobre todo a aquellos que no son duchos en el manejo de los números. Del otro, el objetivo es enviar el mensaje de que el radar de las autoridades está prendido, por lo cual es cada vez más difícil volar por debajo de este.

Sea como sea, lo que está en juego son sumas importantes. De acuerdo con datos de la Dian, entre 2013 y 2018, la suma recaudada por renta de personas naturales más que se duplicó, al pasar de 4,7 a 10,6 billones de pesos. La parte mayoritaria de esas cifras corresponde a las retenciones declaradas, tanto por pagos salariales como de servicios. No obstante, llama la atención que en el caso de las declaraciones que registran el saldo final a cancelar, el salto ha sido del 156 por ciento.

Año a año, los incrementos son de doble dígito y superan con creces el aumento en los ingresos tributarios, con lo cual la balanza está menos desequilibrada. Como es conocido, Colombia se caracteriza porque son las empresas las que más contribuyen, pues en el 2019 la suma se acerca a los 50 billones de pesos.

Semejante circunstancia es una anomalía, al menos en el grupo de naciones que integran la Ocde, el llamado ‘club de las mejores prácticas’ al cual estamos a punto de ingresar como miembros. Lo común en las sociedades más desarrolladas es que son los individuos los que llevan sobre sus hombros el pago de impuestos de renta, mientras que a las personas jurídicas les corresponde menos del 30 por ciento de la carga.

Y aunque todavía estamos lejos de que el peso se distribuya al menos en forma equitativa, hay que aplaudir que el fiel de la balanza empieza a moverse hacia la dirección correcta. Falta mucho más para llegar a un ideal, lo cual pasa por expedir normas que hoy siguen sesgadas en contra de las firmas.

Sin embargo, quienes saben de estas cosas aspiran a que el combate en contra de la evasión rinda muchos más frutos. Mantener las tasas observadas exige mejores sistemas informáticos y más personal calificado, algo en lo cual está comprometida la administración Duque. A juzgar por los resultados obtenidos hasta ahora, hay que seguir por ese camino.

Ricardo Ávila Pinto
​ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes