close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Una frontera más viva

Abrir y mantener canales comerciales y de intercambios sanitarios, educativos y culturales entre Colombia y Venezuela deben continuar y fortalecerse.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 07 de 2021
2021-10-07 12:26 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Tras más de dos años y medio de cierre, avanza el proceso de reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela. Si bien Bogotá ya había desde junio tomado la decisión de apertura, hace pocos días Caracas anunció su paso adelante y fueron removidos los contenedores y demás obstáculos al tránsito binacional.

Como es tradicional en este tipo de conflictos diplomáticos como en el que hoy están engarzados la Casa de Nariño y el Palacio de Miraflores, una cosa es la visión y el sentir desde los centros de poder en las capitales y otra, muy diferente, el de las zonas de frontera, con sus economías interdependientes y con sus lazos históricos y culturales. Los más de 2.200 kilómetros de línea divisoria entre ambos países, que van desde La Guajira hasta Vichada, marcan un espacio geográfico que merece un mayor dinamismo.

No se trata de desconocer las razones detrás de la postura del gobierno Duque frente al régimen autoritario que hoy gobierna Venezuela ni de minimizar el llamado urgente para construir una mayor apertura democrática a los opositores a Nicolás Maduro. La economía vecina ha sido literalmente destruida por más de dos décadas de chavismo, no ha crecido por años y está agobiada por la hiperinflación. Además, con niveles de pobreza por encima del 90 por ciento más los impactos de la pandemia, las condiciones de vida de los venezolanos son alarmantes.

Es evidente que reabrir los pasos fronterizos no resolverá el quiebre diplomático entre ambas naciones ni constituye una vara mágica de salvación económica que frene los millones de migrantes a territorio colombiano. Pero la medida sí brindará un necesario respiro a la agobiante situación económica de la frontera, en especial en el departamento de Norte de Santander. Las gestiones de dirigentes de los sectores de esta región, en sintonía con apuestas políticas y electorales del lado venezolano, consiguieron establecer un puente que contribuirá a la reactivación de las economías fronterizas.

Aunque sea ya parte de un pasado al que no hay muchas esperanzas de retornar, cabe recordar que en 2008 el comercio entre Colombia y Venezuela alcanzó los 7.211 millones de dólares. Monto que fue reduciéndose, a la par de la crisis política, a tan solo 222 millones de dólares el año pasado. En los primeros siete meses de este año se ha registrado un aumento del 70 por ciento en comparación con el mismo período de 2020 y ahora la cámara binacional estima que este año puede terminar con un intercambio de unos 600 millones de dólares.

Avanzar en la apertura de las fronteras con Venezuela ayudará asimismo a regularizar el paso de los ciudadanos de ambos países, con los debidos requisitos sanitarios y protocolos de bioseguridad.

Tampoco deberá alterar las medidas de la política del gobierno Duque hacia los más de dos millones de migrantes venezolanos que habitan en Colombia como el Estatuto de Protección Temporal, que se caracterizan por su solidaridad y abordaje humanitario. Quizás también, aunque se puede pecar de excesivo optimismo, pueda abrir una ventana de oportunidad para ajustar algunos aspectos de la estrategia diplomática colombiana.

Los esfuerzos para abrir y mantener canales comerciales y de intercambios sanitarios, educativos y culturales entre Colombia y Venezuela deben continuar y fortalecerse. Esto ayudará al bienestar de los habitantes de las regiones a ambos lados de la línea fronteriza, a revitalizar el comercio y otras fuentes de dinamismo económico y retornar gradualmente a necesarias vías diplomáticas.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes