Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La mano de los privados

Con regulación, vigilancia y en el momento adecuado la entrada de los empresarios a la vacunación sería una valiosa ayuda. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
marzo 01 de 2021
2021-03-01 07:38 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La semana pasada Bruce MacMaster, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), le pidió al Gobierno Nacional que acelere la expedición de normas que permitan al sector privado entrar a la vacunación en Colombia.

Si bien acierta el dirigente gremial en recordar la necesidad de definir los marcos para regular los alcances de esa participación, el tema es delicado y espinoso. El plan nacional de inmunización es hoy una estrategia totalmente pública diseñada alrededor de la gratuidad de las dosis, el estricto orden de la priorización de la aplicación y la prohibición de la comercialización.

No obstante, el Ministerio de Salud podrá determinar la fecha, de acuerdo a ciertas condiciones, en las que los distintos agentes públicos y privados podrán adquirir y aplicar vacunas contra el covid-19.

El actual despliegue público de la vacunación es sin duda el adecuado. El control estatal, e incluso centralizado en el Gobierno Nacional, garantiza el cumplimiento de los principios orientadores del plan como la equidad, la solidaridad y la prevalencia del interés general. Asimismo ayuda a una mayor transparencia en la aplicación de los criterios así como un ejercicio más sencillo de fiscalización y vigilancia de los medios de comunicación y de otros sectores sociales.

Impedir la entrada de los actores privados en las primeras etapas fue la decisión más sensata. Las riendas en manos del Ejecutivo generan mayor confianza en la vacunación dentro de una sociedad en la que, según la encuesta de Pulso Social del Dane, el 35,2 por ciento no se inmunizaría.

Además, la centralización de las compras de las vacunas ayudó a que muchos colombianos no se saltarán la fila y la priorización se respetara. Si bien es demasiado pronto para cantar victoria, Colombia afortunadamente aún no ha sufrido escándalos alrededor de la vacunación como Perú, Argentina y Ecuador.

Todo lo anterior no exime al plan de vacunación de los exigentes retos logísticos, de distribución y de aplicación. En casi dos semanas Colombia ha aplicado alrededor de 150 mil dosis. Aunque el ritmo viene mejorando, las metas volantes del proceso están registradas en millones.

Darle a los agentes privados la posibilidad de participar en la vacunación vía compras empresariales y aplicaciones particulares no deja de ser riesgoso para el Gobierno. En un país con un inocultable rechazo hacia los empresarios, vulnerable a la corrupción y profundamente sensible a la inequidad, que empleados de empresas y afiliados a instituciones de salud se vacunen por vías privadas podría descarrilar todo el esquema.

Sin embargo, terminada la fase 1, el Gobierno Nacional podría definir esas condiciones de participación para los privados. Los empresarios podrían, según la Andi, adquirir entre 10 y 15 millones de vacunas que aliviarían la presión fiscal y logística al plan público.

La vacunación es la principal estrategia no solo sanitaria sino también económica del 2021 y seguramente del próximo año. El sector privado contribuirá al esfuerzo de inmunización por razones económicas pero asimismo ayudará a los principios de universalidad y eficiencia del plan.

El Gobierno podría incluir en este marco normativo condiciones como, por ejemplo, por cada dosis comprada privadamente, se done una al plan público. Asimismo asegurar que la logística, la asignación y la información fluyan de los esfuerzos privados a la base pública de datos. Con regulación sensata y en el momento adecuado, la contribución de los privados podría ser una valiosa ayuda.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes