Federico Hoyos
columnista

¿De qué nos sentimos orgullosos?

Además de entender el grado de conocimiento sobre nuestra historia nacional, vale la pena comprender lo que nos une como colombianos hoy. 

Federico Hoyos
POR:
Federico Hoyos
julio 08 de 2019
2019-07-08 09:13 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78930d86be.png

De acuerdo con una encuesta publicada recientemente por la Asociación Canadiense de Estudios, la mayoría de ciudadanos de este país se sienten orgullosos por asuntos del presente más que por hechos del pasado.

En este sentido, 73% de los canadienses están orgullosos de su sistema de salud universal; 70% de su pasaporte y 67% de la bandera nacional.

La Carta de Derechos y Deberes, el himno nacional y las Fuerzas Armadas son algunos otros temas de los cuales los canadienses se sienten orgullosos en la actualidad. Algunos temas que han sido importantes en la historia de este país como, los Acuerdos de la Confederación de 1867 y la monarquía, han perdido posiciones como asuntos de orgullo nacional.

La diferencia en las percepciones de los canadienses se siente especialmente de acuerdo a la diferencia en los rangos de edad. Mientras el multiculturalismo es asunto de orgullo para el 51% de personas entre 19 y 24 años, solo 31% de adultos mayores de 65 años dicen sentir lo mismo por este tema.

Otro ejemplo de lo anterior se encuentra en cuanto al orgullo que la marca de café Tim Hortons despierta para diferentes generaciones. 37% de personas entre 18 y 24 años dicen sentir orgullo por esta marca, mientras que solo el 15% de mayores de 65 años expresaron lo mismo.

El estudio en mención puede conducir a la discusión y medición sobre lo que nos hace sentir orgullosos a los colombianos en el siglo XXI.

Las sociedades cambian y así, sus referentes. Quizás lo que cohesionaba a las personas hace 20 años hoy no lo haga. ¿Cuál es el deporte con el que más nos identificamos hoy?, ¿el género musical?, ¿nos sentimos orgullosos de nuestra bandera?, ¿de cuáles instituciones?, ¿leyes o políticas públicas?

Son muchas las preguntas que podrían hacerse en este sentido, pues el orgullo nacional no se compone de un asunto o sector exclusivo, la complejidad de la sociedad se ve reflejada en la diversidad de los diferentes símbolos, personas e instituciones que la integran.

En este año del bicentenario de la Independencia de Colombia como república independiente vale la pena cuestionarnos: ¿Sigue siendo inspirador para las generaciones más jóvenes la historia de nuestra independencia y personajes como Bolívar, Santander, Córdova o La Pola? Y si la respuesta es negativa, ¿valdría la pena actualizar estos relatos a formatos contemporáneos?

Además de entender el grado de conocimiento sobre nuestra historia nacional, vale la pena comprender lo que nos une como colombianos, hoy.

Podemos sorprendernos si lo averiguamos y quizás así logremos redescubrir símbolos, personas o gustos que nos unan, o también encontrar otros nuevos. Antes que referirnos o hablar de orgullo nacional, entendamos qué lo compone. Vale la pena averiguarlo.

Federico Hoyos Salazar
Embajador de Colombia en Canadá
contacto@federicohoyos.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado