close
close
Federico Hoyos
Columnista

El cambio que empieza

Me despido por un tiempo de estas páginas en donde ha sido un gusto y un privilegio compartir con los lectores. Has- ta pronto. 

Federico Hoyos
POR:
Federico Hoyos
abril 13 de 2020
2020-04-13 10:36 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78930d86be.png

El pasado 8 de marzo, terminé mi misión como embajador de Colombia en Canadá, con el ánimo de regresar al país para apoyar al Presidente Iván Duque, como Consejero Político de la Presidencia de la República.

Desde el momento en el que aterricé de nuevo en Bogotá, hasta el momento en el que escribo estas líneas, el mundo es diferente y sigue cambiando cada día debido a los retos que el Covid está presentando. De eso quiero hablar hoy.

En una reciente columna en el Wall Street Journal, Henry Kissinger sentenció que el Coronavirus alteró para siempre el orden global y además reflexionó sobre el papel que los líderes mundiales deben tener en este momento histórico.

De acuerdo a Kissinger, los líderes de los países deben enfocar sus esfuerzos en dos frentes: Atender las diferentes emergencias que el Covid está generando y de manera paralela, construir las regulaciones y nuevas normas para la sociedad después del Coronavirus.

En cuestión de semanas, la manera como vivimos ha cambiado drásticamente. Para algunos, las reuniones por plataformas digitales, servicios a domicilio, educación virtual para sus hijos, y hasta la práctica de deporte al interior de los hogares, se ha convertido en la nueva cotidianidad.

Para otros, el rigor de la desconexión a Internet, la incapacidad de salir a la calle a conseguir el sustento diario y la angustiosa espera de la llegada de la mano amiga del Estado, representan un algo de la realidad de quienes hacen parte de la pobreza e informalidad del país. Adicionalmente, tanto las empresas formales como los negocios informales han sentido el golpe contundente del aislamiento social al que nos hemos debido someter todos los ciudadanos.

Aunque la esperanza del aplanamiento de la curva y la llegada de una vacuna se mantiene viva, la realidad es que a pesar de su llegada nuestro estilo de vida será otro. La transformación general de la sociedad y de las personas es inevitable.

La manera como nos comunicamos, transportamos, trabajamos, educamos y hasta como nos entretenemos, será diferente, y ni siquiera los países más fuertes o empresas más robustas, estaban preparados para esta disrupción global ni tampoco, para los cambios que vendrán. Esto último debe conducir al inicio de una conversación sobre la necesaria reinvención de todos: gobiernos, empresas, sociedad e individualmente.

En un sentido editorial, el Financial Times declaró que las reformas radicales son inevitables y que políticas que hasta hace poco eran consideradas como excéntricas con casos como el del Salario Básico Universal, deben entrar en la agenda pública de los países. La discusión sobre este y más temas, debe iniciar ya.

Con estas reflexiones me despido por un tiempo de estas páginas en donde ha sido un gusto y un privilegio compartir con ustedes, los lectores.

Digo hasta pronto con el deseo de iniciar una conversación para construir el futuro al que nos enfrentaremos y en donde guardo la esperanza que sea para construir un mundo más justo y feliz para todos.

Muchas gracias al director Francisco Miranda y a todo su equipo de Portafolio. ¡Fuerza y optimismo para todos!

Federico Hoyos Salazar
Consejero Político de la Presidencia de la República
Exembajador en Canadá.
@FedericoHoyos

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes