Federico Hoyos
Columnista

Innovación agroindustrial de exportación

La legalización y reglamentación de cannabis hace de Colombia un país atractivo para el desarrollo de esta industria. 

Federico Hoyos
POR:
Federico Hoyos
junio 03 de 2019
2019-06-03 07:12 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78930d86be.png

Con el objetivo de seguir abriendo diálogos sobre nuevas temáticas y explorar las posibilidades de intercambio comercial, llevamos a cabo nuestra segunda versión de ‘Charlas Colombia-Canadá’. En esta ocasión hablamos sobre el cultivo de cannabis y elaboración de productos a base de esta planta para usos exclusivamente científicos y medicinales, y sus repercusiones para la economía colombiana.

Es ya conocido que este nuevo sector agroindustrial abre oportunidades para nuestra economía y que las bondades de nuestro clima, radiación solar, calidad de los suelos y topografía, hacen de Colombia un lugar propicio para el desarrollo de este negocio. Teniendo lo anterior presente, es necesario centrar la atención en el valor agregado que esta industria puede generar y cómo esto puede posicionar al país no solo como un exportador de commodities, sino de innovación y conocimiento científico, producto de la investigación aplicada.

Detrás de un cultivo industrial de cannabis para usos medicinales, hay millones de dólares en inversión destinada a la investigación y desarrollo en lo concerniente a la preparación de los suelos, control biológico, manejo de metodologías del cultivo y clonación de las flores, entre otras materias. Así mismo, la elaboración de productos de calidad farmacéutica requiere del trabajo de científicos y médicos para el desarrollo de productos de alta calidad en Colombia. Todo esto es posible gracias a la estrecha colaboración de la industria con la academia y grupos de investigación.

Diferentes estudios de competitividad industrial han sugerido que Colombia debe generar mayores productos con un valor agregado de sofisticación en sus procesos. El cannabis para usos medicinales es uno de ellos. Así lo expresó Julián Wilches, directivo de Clever Leaves, una empresa colombiana que realizó la primera exportación de cannabis para usos científicos a Canadá, y próximamente lo hará a Alemania.

Lo anterior es de especial importancia para la industria agroindustrial colombiana, pues empezamos a convertirnos, como país, en exportadores de ciencia y conocimiento, valores inagotables y que ubican a Colombia en otra página diferente a la de la exportación de commodities, siguiendo de esta manera las recomendaciones de reportes de competitividad como el Foro Económico Mundial.

Para Mario Torres, abogado canadiense, experto en el sector de cannabis, la legalización y reglamentación en la producción y venta de este producto para fines medicinales y científicos, hace de Colombia un país atractivo para el desarrollo de esta industria no solo por sus condiciones geográficas, sino por la seguridad jurídica que la legislación ha proveído.

Colombia, como un jugador estelar en la exportación de ciencia y conocimiento, es un titular emocionante; un nuevo posicionamiento en el capítulo de la economía del siglo XXI, basada en la innovación y la tecnología. Una oportunidad y una responsabilidad de darle la vuelta, de manera positiva, a una imagen difícil que hemos tenido como país y que ahora puede ser en beneficio del conocimiento y, sobre todo, de los pacientes, que encuentran en este producto un alivio real a sus enfermedades y dolores.

Federico Hoyos Salazar
Embajador de Colombia en Canadá
contacto@federicohoyos.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes