Francisco Barnier González
columnista

Pensiones privadas: la verdad revelada

Comiencen por mejorar la rentabilidad y real gobernanza en los planes de los fondos de pensiones privados. 

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
junio 04 de 2019
2019-06-04 09:30 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

La ‘verdad revelada’ de Asofondos en cuanto a que el traslado de afiliados de los fondos privados a Colpensiones costaría cerca de $50 billones ha mostrado la inadecuada gestión de estos fondos, reflejada en su baja rentabilidad y pocas ganancias obtenidas por años. Al parecer, el único interés del gremio ha sido mantener el crecimiento del negocio de sus asociados con mayores comisiones sin importar aspectos cómo la rentabilidad de recursos que les han sido confiados.

El Ibbotsson SBBI que mide el valor hipotético de 1 dólar invertido desde 1926 hasta 2016 (véase Fundamentals for Investors 2018 de Morningstar), muestra que la rentabilidad en grandes acciones (blue chips) ha sido en 90 años de 10,2% anual, en pequeñas acciones de 12,2%, bonos del gobierno norteamericano de 5,5% y treasury bills de 3,4%, es decir que, según la publicación, un dólar invertido en 1926 en pequeñas acciones valdría US$36.929 (2016), en blue chips, US$7.353, en bonos del gobierno, US$ 143 y US$21 lo invertido en treasury bills.

Lo anterior no es ni más ni menos lo que ha sucedido desde la creación de estos fondos con recursos invertidos en títulos del gobierno, en general comparados a treasury bills y algo menos a bonos del gobierno (10 a 30 años de plazo). Aunque la información de los fondos de la Superintendencia Financiera es fragmentada y poco comparable, cálculos muestran que la rentabilidad de estos fondos se ha situado por debajo del 4% en términos reales, incluso uno realizado por Guillermo Perry en su columna de El Tiempo así lo señalaba.

Para entenderlo mejor, un cálculo hipotético de $1 invertido con asset allocation apropiado de 80/20 acciones y bonos con rentabilidad real estimada de 7,5% en 25 años equivaldría a 6.1 pesos mientras que $1 de los fondos invertido a su rendimiento del 3,8% resulta en apenas en $2,5, es decir el portafolio adecuado valdría 2.5 veces más. El cálculo de Asofondos se realiza con resultados producto de rentabilidades ineficientes que han acumulado estos fondos a lo largo de más de 25 años. La pregunta hubiera sido ¿por qué obligar a un futuro pensionado a quedarse en un sistema tan ineficiente? ¿Incumplieron los fondos privados sus obligaciones fiduciarias frente a la confianza depositada por los ahorradores que confiaron sus recursos a entidades profesionales en la gestión de portafolios?

El Melbourne Mercer Global Pension Index muestra cómo la sustentabilidad del sistema colombiano se raja con una calificación de 50,1 con un sistema que tiene algunas buenas características, pero grandes riesgos y defectos que deberían ser corregidos, y sin tales mejorías su eficacia y/o sutentabilidad en el largo plazo estaría cuestionada. Y es que las inversiones de los fondos de pensiones privados –asset allocation de sus activos– representan la contribución clave hacia ingresos de retiro sostenibles en el futuro. Antes de pensar en aumentar la edad de pensión o de incrementar los niveles de cotización, comiencen por mejorar la rentabilidad y real gobernanza en los planes de los fondos de pensiones privados, así como introducir mayor transparencia que mejore la confianza de los afiliados.

Francisco Barnier G. 
MBA Gestión de Portafolios
fbarnier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes