close
close
Francisco Barnier González
Columnista

Reactivación incierta

Esta situación lleva a pensar que el país necesitará un plan de reactivación mucho más amplio.

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
febrero 08 de 2021
2021-02-08 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

La reactivación esperada de crecimiento de 6,6% para 2021 presentada por el Ministerio de Hacienda dentro del Marco Fiscal de Mediano Plazo parece cada vez más lejana y aún proyecciones como las estimadas por Fedesarrollo de 4,8%.

La situación no es favorable puesto que el índice de confianza del consumidor (ICC) según el DANE sufrió una desmejora frente a los meses anteriores al ubicarse en 33,7% en diciembre y el desempleo alcanzó 15,9% con aumento de 5,4% frente al 2019.

El 2021 inició con el segundo pico de la pandemia y restricciones en distintas ciudades ante un programa de vacunación que solo comenzará el Gobierno en el mes de marzo y parece será largo y laborioso.

Según la Unidad de Inteligencia de The Economist, el país no terminaría su campaña de vacunación antes de junio de 2022 y según los expertos de no vacunarse al 70% de la población, la efectividad del proceso será nula.

El tema de logística y despliegue de la campaña de vacunación en el país es complejo y del éxito en su implementación depende el mayor o menor crecimiento de la economía para el 2021.

Fedesarrollo calcula que las nuevas restricciones tuvieron un costo económico en el mes de enero de 2021 entre 8,3 y 12,5 billones de pesos, equivalentes al 0,8% y 1,2% del PIB y un aumento que puede oscilar entre 0,6% y 0,9% en la tasa de desempleo.

Esta situación lleva a pensar que el país necesitará un plan de reactivación mucho más amplio en un momento en donde la deuda pública supera niveles del 60% del PIB.

Dicho lo anterior y las dificultades fiscales actuales, el país podría aumentar más su endeudamiento para responder a las necesidades de un país en recesión que no resiste de momento otra reforma tributaria y menos antes de 2023.

Con tasas de interés negativas en los mercados internacionales, hoy no es pertinente el cálculo tradicional de monto de la deuda pública con respecto al PIB teniendo en cuenta su menor costo que ha hecho disminuir el servicio de la deuda, permitiendo un mayor endeudamiento público.

El gobierno puede compensar esta reducción de la deuda con un mayor endeudamiento sin afectar el costo total dentro del presupuesto de la Nación y además podría realizar el reperfilamiento total de la deuda a tasas más bajas y plazos mayores de 40 años que permita disminuir aún más el costo total y estirar los plazos de vencimiento.

La reactivación propuesta debería apoyar a los más vulnerables y los sectores productivos más afectados, impulsando el empleo mediante un amplio plan de reactivación que incluya inversiones en los diferentes sectores como infraestructura, obras públicas, industrial y agroindustrial, construcción, educación, salud, nuevas energías renovables, entre otros.

Francisco Barnier González
Director Asociado de IMCI+ Group Banca de Inversión
fbarnier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes