Francisco Barnier González
columnista

Reingeniería del gasto público

Ante los problemas de financiación es necesario un proceso de reingeniería del gasto público en Colombia. 

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
enero 10 de 2019
2019-01-10 08:25 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

El crecimiento real del gasto público de la última década en Colombia obedeció a un aumento sin precedentes de los ingresos derivados del petróleo. Sin embargo, a mediados de 2014 se dio una brusca caída en los precios del crudo a nivel internacional y el déficit resultante se financió en parte con reformas tributarias sucesivas e incremento inusitado de la deuda pública.

Hoy ante las dificultades de financiación posterior a la Ley de Financiamiento es necesario un proceso de reingeniería del gasto público en Colombia con un enfoque base cero esencial para la transformación del país anunciada por el Presidente Duque que le permita crecer y ser más competitivo.

El proceso actual de presupuesto ha sido en la práctica un ejercicio incremental con modificaciones marginales que conlleva a un presupuesto obsoleto con muchos gastos que dejan de ser relevantes para alcanzar los objetivos y principios de política pública.

El proceso propuesto consiste en una revisión profunda de estructuras organizacionales, programas presupuestales, activos y proyectos de inversión para identificar duplicidades y complementariedades funcionales con el propósito de reducir costos e incrementar la eficiencia del gasto público donde es fundamental benchmarking y revisión de la experiencia de modelos de presupuestación y programas base cero en los sectores público y privado que bien implementados podrían generar ahorros al menos entre un 10% y 25% del gasto público en plazos razonables.

La metodología utilizada debe examinar de manera rigurosa los costos de las actividades del gasto e inculcar una cultura de gestión a través de las instituciones, basado en la prioridad de estrategia-país, valor agregado y necesidades económicas y sociales más bien que presupuestos precedentes, es decir evaluar las actividades a ser incluidas para mantenerse competitivo y no solo cuáles eliminadas.

El proceso de reingeniería del gasto público podría basarse en cuatro ejes: El primero buscaría eliminar duplicidades y redundancias programáticas mediante reducción del número de programas a través de eliminaciones y/o fusiones. El segundo se centraría en la optimización del gasto en inversión pública, privilegiando rentabilidad financiera y social como impacto en el desarrollo regional pero priorizando los proyectos por avance y calidad de preparación en su factibilidad técnica, legal y ambiental alineados con los objetivos de política pública. El tercero apuntaría a los gastos de operación y de servicios personales de las entidades ejecutoras. El último se enfocaría en los activos de la Nación por su importancia estratégica para eliminar o desinvertir activos innecesarios o improductivos.

Las iniciativas de mayor impacto necesitarán de reformas estructurales y cambios normativos que reformen leyes y/o reglamentaciones en particular la consolidación fiscal de la seguridad social y pensional del sector público.

El compromiso del Presidente y participación directa de altos funcionarios del Gobierno responsables de procesos y presupuestos es fundamental para mejorar la toma de decisiones como conducir e inspirar el cambio cultural para implementación y ejecución del programa, acompañado de reportes de progreso frecuentes y comprehensivos con indicadores de desempeño que den el correcto nivel de transparencia al proceso.

Francisco Barnier González
Consultor Financiero & Empresarial
fbarnier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes