Francisco Miranda Hamburger
brújula

Adaptación: oportunidad y sobrecostos

Son pocos los sectores y los negocios que podrán reanudar actividades, aún bajo pandemia, sin cambios en sus operaciones.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 01 de 2020
2020-06-01 09:01 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Desde ayer el país transita, a distintas velocidades sectoriales y con diferencias regionales, hacia una reactivación del aparato productivo tras los desastrosos resultados de la economía en el mes de abril. El desconfinamiento gradual trae consigo varios retos como el de la disciplina colectiva y el autocuidado individual.

Pero, en materia económica, la reapertura productiva del país requiere de la adaptación tanto de la economía como de la vida a las nuevas reglas del distanciamiento social y la medidas de protección sanitaria. Son pocos los sectores y los negocios que podrán reanudar actividades, aún bajo pandemia, sin cambios en sus operaciones.

Algunos expertos lo llaman la “nueva normalidad” y recoge varias líneas de fractura por donde las empresas y los empleos deben transformarse. Por ejemplo, el distanciamiento social implica retos para las actividades que pueden teletrabajarse, trabajarse desde casa y digitalizarse.

Los negocios que no puedan asumir las inversiones, tanto locativas como de infraestructura, para ajustarse a esas medidas de distanciamiento simplemente no podrán reactivarse y su capacidad de sobrevivir a la pandemia se reducirán.

Otra de esas lineas de fractura tiene que ver con los distintos protocolos sanitarios y de protección que acompañan cada uno de los sectores que abren. Así como la implementación de esos protocolos implican oportunidades de negocios- como los servicios de desinfección o los montajes de infraestructura de teleconferencias o educación virtual-, para otras empresas significan sobrecostos a sus productos o servicios en un entorno de demanda deprimida.

La reactivación económica, bajo pandemia, tiene esas dos caras. No es una historia de voluntad de superación sino del equilibrio entre unas oportunidades para recuperar algo de los ingresos perdidos y los costos adicionales para mantener el virus a raya.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes