Francisco Miranda Hamburger
brújula

Apoyo a la “micro-reactivación”

En el objetivo de salvar los empleos no puede haber diferencia entre el trabajador de una gran empresa y el de un micronegocio.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
septiembre 29 de 2020
2020-09-29 09:23 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El sábado pasado en Cali el presidente Iván Duque lanzó una estrategia llamada “Economía para la gente”, orientada a llevar la reactivación económica para la micro y pequeña empresa. Se trata de la consolidación de varios programas de los ministerios de Comercio, Agricultura, TIC y Cultura, Prosperidad Social y el Sena.

Esta sombrilla beneficiaría a unos 580 mil micronegocios, famiempresas y unidades productivas en áreas como crédito, capital semilla, capacitación, inclusión financiera, desarrollo productivo, tecnología y acceso a mercados. Las inversiones estimadas por el Gobierno Nacional son de 1,7 billones de pesos en los próximos dos años.

Esta iniciativa se lanza en momentos en que el Congreso de la República les cerró la posibilidad a unidades pequeñas con dos empleados y registradas como naturales a recibir los beneficios del programa de subsidios a la nómina (PAEF). Además, el multimillonario préstamo para salvar Avianca y el hecho de que la mayoría de beneficiarios del PAEF sean de grandes empresas alimentó la crítica de que el paquete de ayudas al sector privado no estaba orientado suficientemente a los pequeños y micro.

“Economía para la gente” le podría permitir al Ejecutivo no solo contrarrestar estas crecientes críticas sino también desplegar recursos tangibles que beneficien a las unidades productivas de menos tamaño.

Esta reactivación a los micronegocios tiene un sentido tanto económico como social y de equidad. Cientos de miles de colombianos trabajan en micro y pequeñas empresas y sus empleos están hoy en riesgo. Darles la mano a estos emprendimientos protege esos puestos de trabajo y derrama los beneficios de la intervención estatal a los más pequeños. Sería un craso error del Gobierno Nacional ignorar las urgencias de las pequeñas y microempresas. En el objetivo de salvar los empleos no puede haber diferencia entre el trabajador de una gran empresa y el de un micronegocio.

framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes