Francisco Miranda Hamburger
retrospectiva

Disciplina: nuevo Quédate en casa

Minimizar los riesgos de contagio termina convertida en tarea de cada uno en la protección individual.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 22 de 2020
2020-05-22 08:22 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hoy Colombia cumple 60 días en cuarentena obligatoria. Estos dos meses pusieron a prueba la responsabilidad de todos bajo la consigna del “Quédate en casa”; exigieron al máximo las capacidades del teletrabajo y el tele-estudio, y evidenciaron las vulnerabilidades laborales y económicas de nuestro aparato productivo.

La economía se vino al piso y atravesamos hoy lo que sería el ‘peor trimestre de la historia’. Hogares y empresas enfrentan choques de ingresos y de liquidez respectivamente, mientras el Gobierno despliega planes de subsidios y créditos.

Dos meses que sirvieron para aplazar el pico de contagios y comprar algo de tiempo para preparar al sistema de salud. A partir de junio, Colombia entrará a una nueva etapa de reactivación económica y de desconfinamiento, aún bajo la pandemia del coronavirus y con un fuerte componente local.

Será el fin del principio, de una primera fase con cuarentena nacional más estricta y muchos sectores paralizados. El arranque de esta nueva etapa vendrá con más sectores activos, más personas en la calle, más riesgos de contagios y más cercanos al pico de la pandemia. De hecho, ayer el Ministerio de Salud anunció 801 nuevos casos y 30 fallecidos.

Esta fase en la lucha contra el coronavirus exigirá un delicado balance entre la maximización económica de las actividades abiertas y la minimización de los riesgos sanitarios.

Si la primera etapa de la cuarentena se resumió en el “Quédate en casa”, la reactivación con pandemia requerirá de otros mensajes alrededor, por ejemplo, de la disciplina individual y de la responsabilidad empresarial.

Los millones de colombianos que regresarán a las actividades cotidianas, a los trabajos, al transporte público y a los comercios necesitan entender que la adaptación a la vida bajo la pandemia pasa por la disciplina individual y la responsabilidad colectiva.

Minimizar los riesgos de contagio termina convertida en tarea de cada uno en la protección individual, en la disciplina del cuidado y en la responsabilidad con los demás.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes