close
close
Francisco Miranda Hamburger
RETROSPECTIVA

El PIB del agro

Aunque el  PIB nacional aumentó en un 8,5%, el agro fue una de las que reportaron resultados negativos en el período.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 20 de 2022
2022-05-20 09:45 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Uno de los resultados más llamativos del informe del Dane sobre el crecimiento de la economía en el primer trimestre del año se presentó en el sector agropecuario. Si bien el PIB nacional aumentó en un 8,5%, en medio de nubarrones internos y externos, y diez de las doce actividades registraron variaciones positivas, el agro fue una de las que reportaron resultados negativos en el período.

Según el Dane, el sector agropecuario arrancó el 2022 con una caída en su PIB de 2,5%. Este guarismo llega después de un positivo desempeño de la economía del campo tanto en 2020, año en que irrumpió la pandemia del coronavirus y en el que el agro fue protagonista, como en el 2021, en medio de la reactivación. De hecho, el año pasado el crecimiento sectorial fue 3,1%. Dentro de las distintas actividades, la agricultura se redujo 3%, el cultivo de café 19% y la ganadería 3%. Este reporte llega en medio de un complejo arranque de año para el rubro agropecuario por factores como los impactos de la guerra rusa en Ucrania y los altos precios de los insumos. A lo anterior se añade una disparada de la inflación, cuya variación anual superó el 9% y que es jalonada en buena parte por el costos de los alimentos básicos.

Todo esto se complementa con dificultades, producto de la baja producción, inventarios en algunos productos y factores climáticos. En el frente interno las medidas del Gobierno para frenar los precios de los alimentos, enfocadas en las cadenas de producción agropecuaria, necesitan más tiempo para mostrar los resultados necesarios. En el frente internacional, los coletazos severos de la invasión rusa a Ucrania -importante productor mundial de trigo, maíz, aceite de girasol- activan las alarmas por los costos de alimentos y del pan. Tanto así que Naciones Unidas alerta por la “amenaza de una escasez global de comida”. No es el momento de dejar que el campo colombiano reduzca su producción, sino todo lo contrario.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes