Francisco Miranda Hamburger
Brújula

El regreso del peronismo

La estabilización de la economía será la tarea principal del presidente Fernández, que tomará posesión el próximo 10 de diciembre.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 29 de 2019
2019-10-29 07:16 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

“Unidos, venceremos”. Ese es el lema de un famoso discurso de Juan Domingo Perón que sus herederos políticos aplicaron para el regreso al poder en Argentina. El pasado domingo, el candidato del opositor Frente de Todos, Alberto Fernández, derrotó en primera vuelta al actual presidente Mauricio Macri con la unión de la mayoría de facciones peronistas.

Además de la unión de esta vertiente política y del paso al costado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien fue elegida vicepresidenta con su homónimo, al gobierno Macri lo condenó la crisis económica. La recesión argentina pronto cumplirá dos años y las perspectivas del Fondo Monetario Internacional para el país austral son negativas: caída del 3,1 por ciento del PIB este año y otro descenso de 1,3 por ciento en 2020.

Durante este periodo se deterioró la tasa de desempleo y el subempleo, y alrededor del 10 por ciento de los argentinos cayó en la pobreza; la inflación se disparó a los más altos índices internacionales y la moneda local sufrió una serie de severas devaluaciones. Macri se vio obligado a pedir un préstamo al FMI por 57 mil millones de dólares. 

La estabilización de la economía será la tarea principal del presidente Fernández, que tomará posesión el próximo 10 de diciembre. Ya el banco central argentino anunció una baja en las tasas de interés orientada a estimular el consumo interno y el crédito. También se endurecieron los controles cambiarios.

Argentina, que eligió en 2015 a Macri con las promesas de mejorar el estado de la economía y abrir el país a las inversiones del mundo, regresa al peronismo al poder en 2019 con la expectativa de una mayor intervención estatal y la aspiración del retorno a los años de “bonanza” de los Kirchner.

Sin embargo, el presidente Fernández no ve un camino claro. “Vendrán años difíciles”, dijo en sus primeros discursos como mandatario electo. En todo caso, el choque peronista será todo menos ortodoxo.

framir@portafolio.co
@pachomiranda

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes