Francisco Miranda Hamburger
Brújula

Fatiga por las cuarentenas

Siete localidades entrarán en confinamiento por dos semanas y en ellas habitan aproximadamente 1,28 millones de ciudadanos.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
agosto 13 de 2020
2020-08-13 09:58 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció nuevas medidas para combatir la pandemia del coronavirus en la capital de la República. El Distrito entrará en una nueva fase de cuarentenas sectorizadas por localidades. Siete localidades entrarán en confinamiento por dos semanas y en ellas habitan aproximadamente 1,28 millones de ciudadanos.

Estos anuncios se suman al ‘Plan Marshall’ de incentivos tributarios, un cupo de endeudamiento por 11 billones de pesos y nuevos impuestos, así como el plan para reactivar restaurantes a cielo abierto y los pilotos de rutas en el aeropuerto El Dorado a partir de septiembre.

Lo cierto es que el crecimiento de contagios de coronavirus en Bogotá sigue aumentando a la par del país. La capital llegará hoy seguramente a los 150 mil casos oficiales. A pesar de aplicar la estrategia de cuarentenas por localidades, los resultados no son los mejores.

La alcaldesa López ha manifestado que Bogotá no puede tener simultáneamente a siete millones de personas en las calles mientras se combate la pandemia. Por eso el Distrito Capital opta por continuar con modalidades de confinamiento para limitar las actividades y movimientos externos de los bogotanos.

No obstante, la cuarentena es un instrumento que no puede ser usado de manera indefinida y como eje central de la estrategia contra el coronavirus. Tras casi cinco meses, los ciudadanos ya sufren de fatiga por el encierro y muchos experimentan las duras inequidades laborales, de género, económicas y digitales del confinamiento.

Las cuarentenas están perdiendo su efectividad, con el tiempo, el abuso y, sobre todo, el cansancio de los ciudadanos al no ver otro tipo de estrategias, por ejemplo de cultura ciudadana, para aprender a adaptarse y convivir con el riesgo mortal del coronavirus. Ojalá la nueva ronda de encierros sea la última y así pueda la economía bogotana reactivarse.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes