close
close
Francisco Miranda Hamburger

#Díadelnternet

No han sido pocos los sectores que han sido impactados por la propagación global del coronavirus.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 17 de 2020
2020-05-17 07:14 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer, 17 de mayo, se celebró el Día Mundial de Internet. Originalmente escogida para las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, esta fecha que conmemora las Naciones Unidas llega en 2020 en medio de una pandemia que ha repotenciado el papel de las telecomunicaciones y las redes.

No han sido pocos los sectores que han sido impactados por la propagación global del coronavirus. Uno de los que ha multiplicado exponencialmente su protagonismo social ha sido el de las telecomunicaciones. La naturaleza de las medidas contra la covid-19, que han incluido el confinamiento de más de la mitad de la Humanidad y el distanciamiento social, han ratificado el aporte crucial de las plataformas de internet.

En áreas como la comunicación, la educación, la salud, el funcionamiento de los negocios, la seguridad y muchos otros aspectos, el acceso y uso de las redes ha soportado las economías, los gobiernos y las sociedades en medio de esta crisis mundial.

Desde el teletrabajo hasta las aplicaciones de detección y rastreo de contagios pasando por las redes de entrega de domicilios y comercio electrónico, la conectividad ha sido literalmente tanto el salvavidas como el canal de acceso para millones.

Varias reflexiones se derivan de este papel del internet en estos tiempos de pandemia. La primera es el de la conectividad como estrategia de equidad. Esa fue precisamente la razón más poderosa del gobierno Duque para impulsar la ley de modernización de las TIC. Y la pandemia no ha hecho más que darle la razón. Por ejemplo apenas el 17 por ciento de los estudiantes rurales tiene acceso a internet y a un computador, lo que dificulta que reciban educación virtual.

Segundo, la recién posesionada ministra de las TIC, Karen Abudinen, recibe una agenda de transformación digital que la administración Duque no debe dejar perder ni en prioridad ni en despliegue. Y tercero, tanto el Estado como las empresas deben aprovechar esta dura coyuntura para avanzar en la digitalización de sus procesos y sus actividades.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes