Francisco Miranda Hamburger
retrospectiva

La despedida de David Bojanini

Los resultados de las empresas deben ser producto de actuar en equilibrio con clientes, empleados, proveedores, accionistas y la comunidad en general.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
febrero 15 de 2020
2020-02-15 08:33 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Tras 13 años en la presidencia del Grupo Sura, David Bojanini anunció su retiro de la multinacional financiera. En una entrevista publicada en la edición de hoy de este diario, el ejecutivo hace una serie de reflexiones sobre la situación actual del país y el papel del empresariado que vale la pena comentar.

La larga trayectoria de Bojanini en los fondos de pensiones le da autoridad para ratificar la necesidad de que Colombia no solo aborde una reforma pensional -que “todos se murieron del susto” en impulsar- sino que desmonte los subsidios a las personas de altos ingresos. Las tendencias demográficas, laborales -y hasta de rendimientos financieros decrecientes- convierten el diseño de un sistema de pensiones solidario, equitativo y costeable en uno de los desafíos que enfrenta actualmente el mundo.

Bojanini reflexiona además sobre el propósito ideal que deberían tener las empresas: sus resultados tendrían que ser producto de actuar en equilibrio con clientes, empleados, proveedores, accionistas, la comunidad en general y el medio ambiente.
Esta percepción, llamada “capitalismo de partes interesadas”, no solo se alinea con la reciente discusión en el Foro Económico Mundial, sino también implica un desafiante cambio del paradigma tradicional de la maximización de utilidades.

“La riqueza no es acumular dinero, sino hacer que a todos los que participen en la cadena les vaya bien”.

El saliente presidente de Sura reconoce que el empresariado colombiano necesita revisar su forma de ver el capitalismo y de hacer dinero. “Hay algo que estamos haciendo mal. Si estuviéramos bien, no estaría protestando la gente”. También identifica los populismos de izquierda y de derecha, junto a la corrupción, como factores que contaminan la democracia. Acierta Bojanini en invitar a los empresarios a “ganarse la confianza de la gente” y a dejar de un lado cierta indolencia frente a la inequidad y el desequilibrio sociales. Su llamado a seguir reflexionando sobre la transformación hacia un capitalismo más incluyente es pertinente para una discusión pública que debe continuar.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes