close
close
Francisco Miranda Hamburger
retrospectiva

Geopolítica, un invitado peligroso

Una tensión, como la de Estados Unidos y Rusia, acaba generando un temor de los mercados y aversión al riesgo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 21 de 2022
2022-01-21 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La alta inflación que afecta a la mayoría de países, sumado a la desaceleración económica prevista para este 2022 y los cambios en los ciclos de tasas de interés de los grandes bancos centrales, entre varios otros factores, ya están teniendo un efecto negativo en cuanto a las previsiones para este año, enfriando así el optimismo con el que el mundo terminó el 2021.

Y en las últimas semanas, a los anteriores que son principalmente de corte económico, se sumó otro factor que amenaza con generar más problemas cuando el mundo sigue transitando en su recuperación y tratando de dejar atrás la crisis que generó la pandemia: la tensión geopolítica entre Estados Unidos y Rusia por su conflicto respecto a Ucrania.

Esta tensión, de hecho, presentó una escalada en la última semana, con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asegurando que Rusia podría invadir Ucrania y amenazando con una fuerte respuesta, mientras que el Kremlin envió una serie de peticiones como evitar que Ucrania se sume a la Otan y que las fuerzas militares que representan a la alianza se retiren de los países fronterizos.

Esta situación de problemas económicos que no serán tan transitorios como se pensaba, junto con la importante tensión geopolítica, está generando, como consideró de manera precisa ayer la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, “que 2022 será como navegar por una carrera de obstáculos”.

Si bien este es un conflicto que todavía se puede evitar, y prueba de ello es la reunión que mantuvieron los líderes de relaciones exteriores de Estados Unidos y Rusia y el encuentro que tendrán la próxima semana, el riesgo es alto no solo por las sanciones económicas y el impacto que pueda tener esa escalada, sino también porque una tensión de ese calibre acaba generando un temor de los mercados y aversión al riesgo. Una guerra no beneficia a nadie.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes