Francisco Miranda Hamburger
Brújula

Las apps y la pandemia

Sin perder derechos, la tecnología debe funcionar.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 02 de 2020
2020-06-02 09:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El lanzamiento por la alcaldía de Bogotá de una aplicación, “Bogotá Cuidadora”, que ayudaría a controlar la reapertura gradual, disparó el debate sobre el uso de la tecnología y de los datos personales de los ciudadanos en la lucha contra el coronavirus.

Desde el Gobierno Nacional y las administraciones de Medellín y la capital del país, la apuesta por las herramientas tecnológicas, como la aplicación CoronApp, ha sido abierta, en especial, en lo que se refiere a la recolección de información, en tiempo real, de los ciudadanos para la trazabilidad de posibles casos de contagio.

Tanto CoronApp, que ha sido descargada ocho millones de veces, como Medellín Me Cuida y Bogotá Cuidadora han recibido críticas en el sentido de constituir un grave riesgo para la privacidad. En el reciente caso de la capital del país, la alcaldesa Claudia López reconoció ayer que un parágrafo del decreto que crea la aplicación podría malinterpretarse y anunció su derogación.

Más allá de los inevitables ataques de los críticos de la burgomaestre, las preocupaciones sobre estas aplicaciones caen en dos grandes áreas: la efectividad como herramienta contra el coronavirus y el manejo de la información que los ciudadanos brindan.

La primera de estas inquietudes se resuelve al mirar distintos ejemplos en el mundo de cómo estas aplicaciones tecnológicas contribuyen al rastreo de potenciales contagios y su detección y aislamiento. Además, los ciudadanos podrían estar dispuestos a sacrificar un poco de su información para ayudar a una mejor compresión y una estrategia de contención de los casos y su ubicación.

Esto no significa que esa disposición ciudadana a dar sus datos constituya carta blanca para darle otros usos a esa información. Tanto el Gobierno Nacional como los gobiernos locales deben continuar respondiendo y rindiendo cuentas sobre el tratamiento transparente de los datos de los ciudadanos. Sin perder derechos, la tecnología debe funcionar.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes