Francisco Miranda Hamburger
Brújula

Lo que va de Jacinda a Trump

El actual ocupante de la Casa Blanca sigue al menos nueve puntos por debajo de su contendor demócrata, el exvicepresidente Joseph Biden.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 21 de 2020
2020-10-21 09:01 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hace pocos días la victoria electoral de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, fue tema de titulares de medios de comunicación alrededor del mundo.

Además de llevar a su partido, el Laborista, a su mejor desempeño de los últimos años, la carismática dirigente de 40 años le debe su triunfo en buena parte a su manejo de la pandemia del coronavirus.

Al igual que en las elecciones de Corea del Sur en abril pasado, los votantes neozelandeses premiaron las decisiones que tomó el gobierno de Ardern ante la irrupción de la covid-19. Junto a las cuarentenas y cierre de fronteras- Nueva Zelanda es un archipiélago-, el gobierno de Wellington mantuvo los fallecidos y los contagios al mínimo.

Asimismo la primer ministro Ardern repitió para la pandemia del coronavirus la misma estrategia de unidad nacional que desplegó ante un ataque terrorista contra una mezquita y la erupción de un volcán. Haber manejado con positivo balance este desastre natural, un ataque terrorista y la covid-19, fortaleció la buena imagen de la gobernante.

Al otro lado del espectro de perspectivas políticas afectadas por la pandemia está el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. A menos de dos semanas de las elecciones norteamericanas, el actual ocupante de la Casa Blanca sigue al menos nueve puntos por debajo de su contendor demócrata, el exvicepresidente Joseph Biden.

A pesar de tener una aceptación mayoritaria en su manejo de la economía, Trump, quien se contagió del coronavirus, fue incapaz durante la campaña en construir una narrativa coherente de lucha contra los impactos sanitarios, e incluso económicos, de la pandemia.

De hecho, el mérito de la campaña Biden, ayudada por la disparada de casos, fue convertir la elección en un plebiscito sobre la gestión de la Casa Blanca frente a la covid-19. Si Trump pierde su reelección, será en buena parte porque minimizó los efectos electorales del coronavirus.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes