Francisco Miranda Hamburger
Brújula

No más pólvora

Todo uso de la pólvora es peligroso y pone en riesgo la integridad, en especial, de los más pequeños.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
diciembre 09 de 2019
2019-12-09 08:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Arrancó la época de las fiestas decembrinas y regresa el drama eterno de los quemados por la pólvora. En el fin de semana del día de las Velitas el Instituto Nacional de Salud informó que en todo el territorio nacional 135 colombianos habían sido víctimas: el 93 por ciento sufrió quemaduras; el 63 por ciento, laceraciones; el 29 por ciento, contusiones y el 10 por ciento, amputaciones y daño visual.

Este preocupante dato constituye el “banderazo” de inicio del triste conteo anual de heridos y lesionados por uso de pólvora que las autoridades realizan cada temporada de fin de año. Es justo decir que, en comparación con las mismas fechas del año pasado, se presentó una reducción del 29 por ciento en el total de víctimas mientras que en el segmento de menores de edad la caída fue del 42 por ciento.

Por más buenas noticias que sean estas disminuciones, el ideal sería llevar el número de heridos y lesionados por el mal uso de la pólvora a cero en todo el país. Han sido ya décadas las que han pasado desde que los gobiernos locales decidieron darle la pelea a esta peligrosa sustancia, incluso llegaron a prohibir su venta, pero regiones enteras del país como Antioquia y Valle de Cauca continúan liderando el ranking de los quemados de fin de año. Lo anterior con los costos de salud asociados a esas emergencias médicas.

Las autoridades no deben cesar en su esfuerzo anual por reducir las víctimas de esta riesgosa costumbre navideña. Si bien es cierto que el nivel de uso de la pólvora ya no es el mismo que hace años atrás, en varias zonas del territorio nacional todavía hace parte integral de las festividades de fin de año con las consecuencias por todos conocidas.

La pólvora no es un juego y su mal uso ha sido el responsable por las quemaduras, cicatrices, mutilaciones, e incluso la muerte, de miles de colombianos a lo largo de mucho tiempo. Todo uso de la pólvora es peligroso y pone en riesgo la integridad, en especial, de los más pequeños.

framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes