Francisco Miranda Hamburger
retrospectiva

Obras en Bogotá deben avanzar

Aún están pendientes muchas definiciones para tener completa claridad sobre cuál será el futuro de una de las avenidas más emblemáticas de la capital.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
noviembre 27 de 2020
2020-11-27 08:05 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Esta semana se anunciaron dos noticias claves sobre la movilidad en la capital del país: el llamado “corredor verde” por la Séptima y la presentación del trazado de la expansión de la primera línea del metro.

El primero, en especial, despertó no sólo las críticas a la alcaldesa Claudia López, una de cuyas banderas de campaña era el rechazo al Transmilenio en ese corredor, sino también un intercambio de ataques entre la burgomaestre, el concejal Carlos Fernando Galán y otros dirigentes políticos de la ciudad.

El proyecto “verde” de la administración López no es tan diferente en varios aspectos a los carriles exclusivos de buses, sello característico del Transmilenio, pero tampoco es exactamente idéntica a la anterior propuesta del gobierno de Enrique Peñalosa.

Lo que queda claro es que una cosa son las promesas electorales- radicales y emocionales en el rechazo de los articulados rojos- y otra las viabilidades y realidades técnicas del trazado. Si bien la administración distrital ha implementado un proceso de participación ciudadana, la decisión final sobre algunos aspectos, por ejemplo un cable en el centro, debe responder a argumentos técnicos y restricciones financieras.

Aún están pendientes muchas definiciones para tener completa claridad sobre cuál será el futuro de una de las avenidas más emblemáticas de la capital de la República. No hay que olvidar que han sido varios, unos seis como mínimo, los intentos en los últimos años de reconstruir la Séptima e integrarla a la movilidad sostenible de la ciudad.

Tanto los detractores como los defensores de la actual propuesta tienen posiciones sólidas y con elementos de verdad. En el ámbito político el Distrito deberá convencer a los bogotanos sobre qué tan parecido o diferente será este “corredor verde” del Transmilenio peñalosista.

Pero las obras en Bogotá, las de movilidad y de otras infraestructuras, deben avanzar en paralelo al debate político, así sean del gobierno anterior. No solo por el desarrollo urbano capitalino sino también para la reactivación de su economía.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes