Francisco Miranda Hamburger
Brújula

Pagar por ver fútbol

La Dimayor y Win Sports le han apostado a un modelo que necesita un tiempo para poder ser evaluado.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 21 de 2020
2020-01-21 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La entrada del nuevo canal premium Win Sports + ha estado acompañada de mucho debate y polémica. Era de esperarse ya que toca el fútbol profesional colombiano, una de las pasiones más intensas del país.

Este canal tendrá 24 horas de contenido relacionado con el balompié nacional, programación en vivo y un costo de 29.900 pesos mensuales. Este acuerdo con la Dimayor implica que en Colombia ya no se transmitirán partidos por canales de televisión abierta.

Con este nuevo modelo de suscripción, el fútbol profesional colombiano replica un sistema que ya tienen montado otros países como España, Inglaterra o Argentina.
Lo primero que hay que decir es que el fútbol profesional en Colombia es un negocio privado. Los clubes y los derechos de transmisión se pueden negociar en ese ámbito y no sería aconsejable que el Estado se metiera en estos momentos.

Obviamente el Gobierno debe conservar su capacidad de vigilancia a esta industria con las actuales herramientas que tiene y desde el recién creado Ministerio del Deporte. Otra discusión, muy diferente y que debe mantenerse alejada del Estado, es la del fútbol como negocio tanto en los estadios- cuya asistencia no es la mejor- como en la televisión. La Dimayor y Win Sports le han apostado a un modelo que necesita un tiempo para poder ser evaluado.

Muchas de las críticas alrededor del nuevo canal tienen que ver con la calidad del fútbol nacional en comparación con otras ligas extranjeras y en la calidad de la programación. Otras tocan el costo que consideran elevado en comparación por ejemplo con otros modelos como el de HBO o el de las plataformas de streaming como Netflix.

Afortunadamente el mejor balance es el que darán los seguidores del fútbol colombiano con sus suscripciones. No obstante, la apuesta es arriesgada y dependerá de un cambio de hábito en los consumidores. El futuro del modelo, que incluye el precio, está en sus manos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes