Germán Umaña Mendoza
columnista

‘Hay unos menos iguales que otros’

Espero que la emergencia económica se oriente en lo fundamental a responder a las carencias de aquellos con ingresos bajos de los estratos 1 al 3. 

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
marzo 18 de 2020
2020-03-18 10:32 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Los mayores temores que un ser humano puede sentir se han convertido en realidad: una total incertidumbre, soledad, abandono, tristeza. Yo soy un hombre de la tercera edad pero, tengo que decirlo, me faltan cuatro años para que me protejan como viejito en los términos de los Decretos de emergencia emanados de la Presidencia de la República y afortunadamente puedo salir al parque sin que me multen o me amenacen con cárcel entre 4 y 8 años. Prometo no acercarme a nadie.

Dicen que la cabeza es la loca de la casa. Fluctúan sus pensamientos entre la autocompasión y la solidaridad. Yo prefiero lo segundo. Ya envié a todos los que trabajan conmigo en la institución que dirijo y también a los trabajadores de mi entorno a hacer teletrabajo.

Lo siento, hay que pagarles los días que decidimos que no deben asistir ante el peligro de contaminación. Ojo: no pretenda imponer que los días de aislamiento son computables como parte de las vacaciones, así lo estipule Mintrabajo.

Espero que la emergencia económica se oriente en lo fundamental a responder a las carencias inmediatas de aquellos con ingresos bajos de los estratos 1 al 3. Los derechos fundamentales que signifiquen el cubrir mínimamente con las necesidades básicas se encuentran por encima de los derechos de la propiedad, privada y pública.

"A cada quién de acuerdo a sus necesidades, de cada quién de acuerdo a sus capacidades". Programa de subsidios para los arriendos, congelación de intereses alargando sin costos adicionales los plazos para el pago de hipotecas, exoneración del pago de servicios públicos durante los dos próximos meses, créditos de consumo automáticos y sin intereses para bienes de la canasta básica, control de precios cualquier brote de especulación.

Quienes se afectan en el corto plazo: La balanza fiscal del gobierno nacional, los ingresos de las empresas públicas del orden departamental y regional, las utilidades del sector financiero (cero intereses sobre cualquier transacción, impuesto extraordinario sobre las utilidades del sistema financiero generadas en el 2019 hasta, por ejemplo, un 20% ampliación de los plazos de los créditos sin costos adicionales), renovación automática y sin pago de los registros mercantiles durante un año y exoneración universal de los parafiscales hasta por dos meses.

Presidente, si después de esas medidas le alcanza el dinero para regalarle plata a los que más tienen, a mí no me importa, no me da ni frio ni calor. Desafortunadamente más de la mitad de los colombianos se encuentran en la informalidad. Si no se responde a sus necesidades tendrán que salir a las calles a buscar su sustento.

Es la hora de la solidaridad para responder a las fallas universales en los mercados. El Estado está para solucionarlas. La norma debe ser atender las necesidades de la población no los pagos de la deuda externa. Hay unos menos iguales que otros. Es la oportunidad de recuperar la confianza en el ser humano y en nuestras instituciones. El Estado y los que más tienen ganan perdiendo en el corto plazo, eso es la búsqueda de la equidad y la cohesión social de la que tanto se habla y poco se practica.

Germán Umaña Mendoza
Profesor
germanumana201@hotmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes