Germán Umaña Mendoza
Columnista

La palabra de moda: populismo

Ya se identifican las orientaciones de lo que serán los temas fundamentales de las diferentes campañas.

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
marzo 17 de 2021
2021-03-17 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Nos encontramos a un año de las próximas elecciones parlamentarias y algo más de las presidenciales. Eso sí, si no prospera la propuesta de extender en dos años más los periodos del ejecutivo y el legislativo, dizque para unificar períodos y disminuir el gasto en tiempo de pandemia.

Ya se identifican las orientaciones de lo que serán los temas fundamentales de las diferentes campañas. En el centro del debate estará la búsqueda de la recuperación económica posterior a la pandemia. El primero de estos se dará alrededor de la Reforma Tributaria.

David Rosenbloom, miembro de la Comisión de expertos pone el dedo en la llaga y dice sobre nuestro Sistema Tributario: “Creo que necesitan hacerlo menos complejo, más equitativo y sin tratos especiales. Y para el gran número de personas en la informalidad, el sistema debería incentivar que entren a la formalidad y participen del sistema tributario; no al revés. Por otro lado, hay muchas exenciones y tratos especiales en personas para algunos grupos de población, lo cual tampoco tiene sentido”.


Los extremos nos dirán que es “populismo de derecha” aquel que mantiene las condiciones de desigualdad e inequidad, con la promesa de la recuperación y el crecimiento para contribuir en un futuro incierto a mejorar las condiciones de toda la población. Mientras tanto subsidios de miseria a los más vulnerables con el objetivo de acallar el descontento popular.

En el otro extremo, el denominado “populismo de izquierda”, con promesas de resolver, a más tardar mañana, con gasto y emisión monetaria de corto plazo la desigualdad, sin tomar en consideración el mediano y largo plazo de la sostenibilidad del desarrollo.

A esos extremos se agregarán los discursos de polarización: Castro-chavistas, necesidad de armar a la población, nacionalismos, el fracaso o no del proceso de paz. Aquellos que minimizan el necesario fortalecimiento de la verdad, de la memoria histórica, de la justicia y del combate a la corrupción.

Y, en economía el debate se polarizará entre avanzar en el modelo extractivista que nuevamente aplazará la necesidad de avanzar en un modelo de desarrollo que priorice el empleo digno, la distribución del ingreso, la incorporación de progreso técnico y el desarrollo de la capacidad humana, tomando como base fortalecer la educación.

De esos discursos ya tenemos suficientes experiencias fracasadas en Latinoamérica. Lo cierto es que hay que proteger el cumplimiento de los derechos fundamentales a la vida, al empleo, a la salud, a la educación, a la propiedad privada y a la sostenibilidad ambiental.

Del miedo a la pandemia pasaremos a las preguntas sobre lo fundamental de la superación de la crisis.

Está en nosotros no dejarnos engañar por los “cantos de sirenas” de los extremos y creer que la democracia real hacia el cumplimiento de los derechos fundamentales es posible si recuperamos los equilibrios y nos alejamos de los populismos.

Germán Umaña Mendoza
Profesor universitario.
germanumana201@hotmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes