close
close
Germán Umaña Mendoza
Columnista

Palabreros: no pasarán

La Reforma Tributaria que presentó el Gobierno nacional no tiene futuro por injusta e inoportuna.

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
abril 21 de 2021
2021-04-21 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

La paradoja se encuentra en el discurso y sus propósitos. Todo el país está hablando de proteger a los más vulnerables, desarrollando la nomenclatura de la miseria y los programas políticamente rentables de subsidios de diferente tipo pero todos con un denominador común: perpetuar la condición de pobreza asistida y no la esperanza del desarrollo.

Si fuera joven exigiría que las políticas del Estado estuvieran realmente orientadas a la financiación de la educación pública e inclusiva dirigida a la creación de las oportunidades y las condiciones necesarias para participar en la creación de un futuro de vida con dignidad para todos y no para unos pocos.

No quisiera seguir engrosando las filas de la desilusión, el desempleo o el subempleo. Me negaría a ser simplemente una OPS, o a que me vendieran abalorios o a emprender fracasos con el objetivo de disfrazar la falta de oportunidades.

Un poco menos joven quisiera tener acceso a un trabajo digno. A pagar impuestos sobre mis ingresos, a ahorrar para mi vejez sin que me expropien el futuro, a la estabilidad laboral, al acceso a la salud, a la cultura y, por supuesto, a contribuir a la generación de un mejor mañana.

En la edad madura quisiera que se aprovechara mi experiencia, dirigiendo y asesorando estrategias de evolución virtuosa de las organizaciones privadas y o públicas, participando en el relevo generacional, en el encuentro con la juventud.

Si llegase a la vejez esperaría, después de toda una vida dedicada al trabajo y de servicio una pensión digna, liberado de la angustia de los depredadores que pretenden generarnos impuestos que ya pagamos.

La Reforma Tributaria que presentó el Gobierno nacional no tiene futuro por injusta e inoportuna, por creer que el 30% de los colombianos no necesitan oportunidades sino limosnas, por basar los impuestos en las clases medias y limitar la demanda, por favorecer las importaciones sobre el trabajo y la producción nacional, por pretender expropiar a los pensionados, por priorizar impuestos regresivos como el aumento del IVA y no a los rentistas, al igual que por tantas otras cosas más.

La ANDI plantea la solución: “que se aplace el beneficio de devolución del ICA, con lo que se lograría un recaudo de $7 billones, mientras que otros $5,7 billones se alcanzarían con la propuesta de aplazar la reducción del impuesto de renta corporativa, así como, mantener por dos años el impuesto al patrimonio, con lo que el recaudo sería de $1 billón anual”.

No dudamos que el próximo gobierno y el Congreso tendrán que abordar el desarrollo de un reforma tributaria estructural en la que todos tendremos que poner, más que nada los rentistas y los que reciben privilegios sin necesitarlos.

Necesitamos el tiempo para ese gran acuerdo nacional que deberá ser producto del necesario cambio de rumbo en las políticas económicas, sin populismos ni extremos de gastar lo que no se genera o generar lo que jamás se distribuirá.

Germán Umaña Mendoza
Profesor universitario.
germanumana201@hotmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes