close
close
Gonzalo Gallo González
Columnista

Experiencias cumbre

Aprende, a amar el silencio, servir sin interés, soltar apegos y caminar en la humildad.

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
abril 06 de 2022
2022-04-06 11:11 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Abraham Maslow, 1908-1970 fue un brillante sicólogo estadounidense que impulsó la buena corriente humanista en esa profesión. Le dio realce a la consciencia y a lo espiritual y afirmó que cuando los potenciamos disfrutamos lo que llamó “experiencias cumbre”.

En ellas te sientes en completa armonía contigo mismo y lo que te rodea, y experimentas profundo bienestar y felicidad plena. Son momentos maravillosos de dicha y felicidad que se dan a partir de sensaciones y percepciones profundas. Pueden ser inspiradas por emociones amorosas intensas, lo espiritual, el contacto con el arte y la belleza.

Trascienden al espacio-tiempo, generan efectos positivos y la sensación de ser libre y uno con el universo. Logras un estado de unidad mística.

El tiempo se desvanece, el sentimiento te conmueve y las necesidades están colmadas.

La práctica asidua de la meditación te regala a veces esas experiencias cumbre en comunión con Dios, con religión o sin ella. Es una vivencia del alma que disfrutas si creas el buen hábito de meditar. La meta de la vida no es acumular posesiones, es el progreso espiritual, es refinar día a día el espíritu y lograr la paz interior. La meta de la vida es llegar al dominio de sí mismo y fluir en el amor en sintonía con Dios. Relajarte y meditar te ayuda. Es un trabajo de alfarería en el que necesitas modelarte a ti mismo y dejar de lado todo lo que te amarra. La serenidad que ansías nace del amor generoso, el desapego, el perdón y la aceptación. Pero no es fácil cuidar el alma si te dejas atrapar por lo material y por los afanes del ego orgulloso. Aprende, entonces, a amar el silencio, servir sin interés, soltar apegos y caminar en la humildad. No te apartes de lo esencial y llena cada espacio de amor siendo tolerante y compasivo. La meta de la vida se halla en el reino del Ser, no en las pasarelas del poder y la posesividad.¿Cómo disfrutar de calma y de una buena vida? Solo actuando con amor y honestidad que fueron los valores que siempre destacó y practicó el gran líder Nelson Mandela.

En su filosofía de vida el gran líder Nelson Mandela se apoyaba en firmes convicciones como estas:

- Los principios y los valores son sagrados. Nunca se negocian porque valen más que todo el oro del mundo.

- El amor y la honestidad deben ser el fundamento de todos nuestros actos ya que son los principios más importantes.

- Que tus opciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos. Un ganador es una persona que nunca se rinde.

- Si quieres hacer las paces con tu enemigo, tienes que trabajar con tu enemigo. Entonces se vuelve tu compañero.

- Nunca he considerado a alguien como superior o inferior, ni en mi vida fuera ni dentro de la cárcel.

Gonzalo Gallo G. 
Escritor y conferencista

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes