close
close
Gonzalo Gallo González
Columnista

¡Meditar para estar alerta!

La mejor meditación se hace en un estado de sosiego, sentado y con los ojos cerrados.

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
noviembre 17 de 2022
2022-11-17 11:42 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

¡Estar alerta y tomar consciencia! Son valiosos y maravillosos regalos para tu ser y para vivir mejor! Es común que la zoociedad te domestique para que vivas en automático. Está alerta como el buen vigilante que está bien atento y no se distrae. Jeshua invitó a eso con su parábola de las vírgenes necias y las prudentes: Mateo 25. La sociedad te tienta con sus Medios para alienarte y anestesiarte. Necesitas sentido crítico para ser libre. Si no piensas, piensan por ti. ¿Tienes sentido crítico o eres un miembro más de un rebaño de cientos de millones? Escribe las palabras Alerta y Consciencia Despierta. En papel amarillo con rojo y tenlas ante tus ojos para practicarlo.

Los Maestros espirituales siempre han invitado a estar despiertos. La mejor herramienta para eso es la meditación que te permite estar alerta en un mundo que adormece. Gracias a la meditación Siddhartha alcanzó una iluminación y, por eso, lo llamaron Buda, o sea, despierto. Meditar es una amorosa y poderosa práctica de los místicos en todos los credos y culturas. Sin aferrarte a técnicas, fluyes en el amor con el alma serena y en una vibración positiva. No es necesaria la posición de loto ni poner la mente en blanco.

Puedes meditar un minuto con los ojos abiertos y en la calle. Aprende de seres luminosos como San Francisco de Asís, Santa Teresa de Jesús, San Agustín, Rumi, Buda, Krishnamurti, Yogananda. Hoy en día: Thich Nhat, Eckhart Tolle. Necesitas practicar para crear el hábito de meditar en profunda relajación. Acá van unas lucecitas:1 Meditar es un acto de amor, de comunión con Dios como tu Amado en tu íntimo ser.

Pero puedes meditar siendo ateo. 2 La mejor meditación se hace en un estado de sosiego, sentado y con los ojos cerrados. 3 Ayuda una música suave de fondo de Bach, Deuter o Mike Rowland, el silencio exterior y un ambientador con un rico aroma. 4 Necesitas silencio interior: mente y alma en paz. 5 Pon tu mente en el acto de respirar un buen rato, de modo consciente, para lograr un estado de calma y placidez. 6 Luego vas aflojando despacio cada parte de tu cuerpo de pies a cabeza, cada célula o molécula. Sin premura. 7 Al hacerlo da estas órdenes mentales: Con cada respiración más paz. Respiro y me siento mejor, Inhalo y exhalo, y entro a un estado profundo de calma. 8 Meditar no es concentrar la mente, es desconcentrarla o aquietarla. Ella es tu amiga si la controlas al visualizar algo hermoso. 9 No hay que meditar sólo cuando te sientes bien rico o en tiempos turbulentos. 10 Meditar también es asombrarte con la linda vegetación, admirar una florecita, extaxiarte con una alborada o un ocaso. Una buena guía en Youtube es Susana Majul. Busca en ‘Bombones para el alma’.

Gonzalo Gallo G 
​Escritor y conferencista.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes