Gonzalo Gallo González
Columnista

No cambie salud por cheques

Es inaudito que en este siglo haya seres que son vistos como reyes o como “su alteza real” y que sean sostenidos con recursos del pueblo. 

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
enero 30 de 2020
2020-01-30 09:35 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

La estadounidense Marillyn Hewson ocupa el primer lugar entre los 100 directivos más importantes del mundo. Ella lidera a Lockheed Martin, compañía aeroespacial y militar.

En segundo lugar está Bernard Arnault del Grupo de lujo Louis Vuitton. El consejero delegado de Toyota, Akio Toyoda, está en el décimo lugar y es el primero entre las empresas de autos. Lo dice la consultora Brand Finance en su edición 2020 del informe anual sobre las 500 empresas más valiosas del mundo. Una lista encabezada por Amazon, con un crecimiento respecto al año anterior del 17,5%, seguida por Google y Apple. La automovilística con mayor valor vuelve a ser Mercedes-Benz, ya en el puesto 11 y antes en el 13 que consiguió en 2019. Estimula ver a las mujeres brillando en altos cargos y ellas, en general, tienen una ventaja sobre los hombres al trabajar: son más confiables por ser honestas, y muchas rechazan un puesto alto si interfiere con su vida familiar, su salud y/o su felicidad.

En otras palabras, la mujer suele ser más consciente de que el verdadero éxito no es solo profesional y ganar más dinero. Ese es un pobre éxito que suele ganarse perdiendo tesoros muy valiosos como una buena vida familiar, unas lindas relaciones, el disfrute de la vida y buena salud. Hay quienes hacen un trueque fatal: “cambio mi bienestar por cheques”. A esos se les atribuye este sabio dicho: “En su juventud perdió su salud buscando dinero. En su madurez perdió su dinero buscando salud. Ya sin dinero y ya sin salud ahí va el paisano en su ataúd”. Cada día hay más seres conscientes de lo importante que es cuidar bien las cinco áreas de la vida: Espiritual, emocional, mental, social y corporal. Algo que solo se logra exactamente con una buena consciencia que no es lo mismo que la inteligencia. Tiene que ver con la sabiduría, con darte cuenta de quién eres, cómo vives y para que estás ahora en este plano. De eso han hablado todos los guías o maestros y uno que lo explicó muy bien fue Krishnamurti cuyos videos puedes seguir y asimilar en Youtube.

Algo que también es necesario para disfrutar de un éxito integral es cultivar la misma inteligencia en sus diferentes variantes o lo que llamó Howard Gardner “Inteligencias múltiples”: Espiritual, emocional, mental, ética, estética, lógica, espacial, racional, social. Fue algo que ya en su tiempo valoraron los filósofos estoicos y, por eso, hay líderes que los estudian y los siguen en Silicon Valley. Ojalá te acerques al sabio modo de pensar de Séneca, Marco Aurelio y Epicteto. Su sabiduría sigue vigente y es de gran ayuda para encontrar en la vida un balance entre lo material y lo espiritual, lo interior y lo exterior. Ese balance incluye la armonía entre las variadas inteligencias que te conduce por el sendero del éxito integral. Creo que algo de lo que acá se expresa lo vemos en Enrique y Meghan, duques de Sussex, al dejar de utilizar el arcaico título de “su alteza real” y no recibir más fondos públicos. Quieren vivir su vida a su manera renunciando a ciertos lujos y libres de tontas etiquetas y protocolos obsoletos. Inaudito que en este siglo haya seres que son vistos como reyes o como “su alteza real” y sean sostenidos por el pueblo. El estoicismo es una buena escuela para saber vivir y no feriar la salud, el hogar, la libertad y la felicidad. Instagram: gonzalogallog.

Gonzalo Gallo González
Escritor - Conferencista
oasisgonzalogallo@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes