Gonzalo Gallo González

El arte de crear

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
febrero 07 de 2014
2014-02-07 12:55 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Creatividad es liberar tu imaginación, confiar en tu intuición, buscar nuevas ideas con pasión y aterrizarlas en la vida.

El arte de crear pide cultivar el arte de observar y explorar, aprender del riesgo, ver como posible lo imposible, dejar de lado la mente racional y trabajar más con el pensamiento lateral del hemisferio derecho.

Los creativos dicen que las ideas les llegan cuando se sueltan y entran en un estado sereno que los expertos llaman ‘flujo’.

El profesor Robert Tucker, autoridad mundial en materia de innovación, asegura: “las compañías de más crecimiento viven abiertas al cambio porque saben que allí están las mejores oportunidades”.

Son empresas innovadoras como 3M, Virgin o Apple que cuentan con un sistema para administrar nuevas ideas y logran una innovación participativa de empleados, clientes y aliados.

Una empresa innovadora aplana la pirámide corporativa, evita una jerarquía limitante y empodera a las personas.

Para innovar evita suposiciones que crean barreras y que Daniel Goleman llama ‘creencias asesinas de la creatividad’, porque bloquean la innovación: yo no soy creativo, imposible, ya fue probado y no sirvió.

Otras bien dañinas son: ¿y si fracaso?, nunca se ha hecho así, no necesito cambiar, así soy buen jefe. Innovar te regala clientes más satisfechos y te ubica por encima de la competencia.

Para aprovechar tu creatividad mantén despierta tu capacidad de asombro, ponle alas a tu imaginación, cuestiónate sin criticarte, juega y no temas equivocarte. Un creativo confía y no le teme al futuro. Una persona que jamás cometió un error, nunca probó nada nuevo.

Tú te beneficias del futuro con técnicas como estas: sal y visita a tus clientes, habla con ellos y mira qué quieren, lee vorazmente y aprende y desaprende cada día. Elige conocer lo último en tecnología o tendencias, experimenta con nuevos métodos o propuestas, haz un nuevo libreto.

También el humor es importante y, como dice Daniel Goleman en su excelente libro El espíritu creativo: el humor acelera las ruedas de la creatividad. Para Roger Von Oech, un experto mundial en este tema, la creatividad no brota de un chispazo genial, nace de acumular abundantes conocimientos, de una gran disciplina, de un enfoque metódico, y de mucha perseverancia.

Para crear cultiva dos actitudes: una constructiva y otra destructiva.

La primera es usar la imaginación para generar nuevas cosas y vivir abierto al cambio.

La segunda exige desterrar prejuicios, estereotipos y viejas creencias sin vigencia. Es más fácil poner que quitar, pero debes despojarte de lastres mentales que son los principales enemigos de la creatividad. El reto es creer en tu creatividad y abandonar la funestaVMP (Vieja Manera de Pensar).

Pregúntate con frecuencia: ¿cuál será mi siguiente innovación revolucionaria?, ¿cuál la de mi empresa?

Cree que siempre hay un mejor modo de hacer las cosas.

Vence la rutina, sal de caminos trillados, rompe paradigmas y cree para crear. La rutina mata el amor y las ganas de vivir.

Elige ser innovador y recuerda lo que dijo Einstein: ¿cómo quieres resultados diferentes si sigues haciendo lo mismo? Destierra la terquedad y acentúa la flexibilidad.

Gonzalo Gallo González

Escrito - Conferencista

charleschaplin@oasisgonzalogallo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado