Harry Adler
Columnista

¿Racismo en el trumpismo?

Según esa Liga, en el 2020 se documentaron 56 eventos de supremacistas blancos en EE. UU. En el 2019, el NYT reportó 148 grupos.

Harry Adler
POR:
Harry Adler
abril 07 de 2021
2021-04-07 05:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/03/18/6053b4df88b60.png

Es evidente, escribe Jonathan Sarna, profesor de historia judía en la Universidad de Brandeis, que algunos de los participantes en las protestas del 6 de enero en Washington estaban involucrados en algo más que un simple intento para mantener a su ídolo en el poder.

Cuenta que una de las más impactantes imágenes fue la de un hombre de barba y cabellera larga, con una camiseta del campo de Auschwitz, y esa frase macabra “el trabajo trae libertad” (“Arbeit macht frei”, en alemán.) Llevaba impresa una calavera y un par de huesos cruzados, símbolos de la muerte en la edad media, alegoría a que serán muy pocos los elegidos que llegarán al paraíso.

Al igual que en otras marchas, había pancartas con la imagen de las “14 palabras”, la cual, según la Liga Antidifamación en los Estados Unidos, es el slogan más popular entre los supremacistas blancos en el mundo. Se refiere a “la necesidad de asegurar la supervivencia de la raza blanca, y del futuro de sus niños, aún mediante actos violentos”.

El slogan hace parte del Manifiesto del Genocidio Blanco, compuesto por 14 tablas, una de las cuales sostiene –todas del mismo género– que los países occidentales están gobernados por conspiradores sionistas que buscan mezclar, invadir, y exterminar a la raza blanca.

Este manifiesto se origina en “Los Protocolos de los sabios de Sión”, ese documento apócrifo publicado en 1905 en Rusia. Con 24 capítulos, supuestamente representa las minutas de reuniones secretas de líderes judíos que planeaban conquistar el mundo, manipulando la economía, controlando los medios, y generando conflictos religiosos. “Si alguna vez un escrito pudo producir odio masivo, este es el preciso. Es escrito con mentiras y calumnia”, expresó Elie Wiesel, premio Nóbel de la paz en 1986.

Según Sara J. Bloomfield, directora del Museo del Holocausto en Washington, los cánticos nazis de “Sangre y Tierra” (Blut und Boden) han acompañado algunas marchas. Sangre hace referencia a la pureza racial, y tierra a la expansión territorial y a la expulsión de poblaciones. Según esa Liga, en el 2020 se documentaron 56 eventos de supremacistas blancos en EE. UU. En el 2019, el NYT reportó 148 grupos.

Con respecto al 6 de enero, han abierto cerca de 400 expedientes, que incluyen a miembros de grupos extremos de derecha como los “Proud Boys”, de negro con dorado, –los del “stand back and stand by”– seguidos, y según ya parece coordinados, por los “Oath Keepers”, con su vestimenta y paso militar, que encabezaron la entrada al Capitolio.

Una horca, esposas, banderas confederadas, incontables emblemas de QAnon, com millones de seguidores en Facebook, 139 policías lesionados, uno de ellos rociado con elementos tóxicos y luego fallecido. Según el senador republicano Ron Johnson, se trataba de un paseo dominguero. Solo se hubiera preocupado, dijo, de haber sido gente de color.

Harry Adler
Asesor inversiones internacionales.
hadler@stanfordalumni.org

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes