close
close
Hernando José Gómez
COLUMNISTA

El problema del control de precios

El mercado agropecuario de insumos necesita soluciones efectivas, no iniciativas que deriven en serios problemas estructurales.

Hernando José Gómez
POR:
Hernando José Gómez
diciembre 16 de 2021
2021-12-16 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbde6f2f4a.png

Los gobiernos que optan por políticas de control de precios cuando quieren corregir fallas de mercado en una coyuntura particular terminan generando escasez y empeorando el problema inicial. Cuando estos controles persisten, inevitablemente producen problemas de abastecimiento, pues, con un precio inferior al que cubre los costos de producción, los productores no están dispuestos a poner sus productos en el mercado. Ejemplos de esta situación se han visto a lo largo y ancho del continente en las últimas décadas.

Por si fuera poco con la escasez, los controles de precios pueden llevar a la creación de mercados paralelos, ya que los comerciantes trasladan su oferta a mercados informales ante las distorsiones en los precios que no reflejan la realidad de costos, conllevando a que los productos que quedan en el mercado formal sean de menor calidad.

En Colombia, afortunadamente, los controles de precios no son la regla, y solo están establecidos en tres modalidades. El régimen de control directo, en el cual se encuentran, por ejemplo, algunos medicamentos y dispositivos médicos. El régimen de libertad regulada que se aplica a la compra de leche cruda con fines industriales y comerciales, y el régimen de libertad vigilada en el que se encuentran actualmente los agroquímicos.

Hoy cursa en debate el Proyecto de Ley N° 232 de 2021 del Senado, una iniciativa que surge ante la problemática relacionada con el aumento del costo de los insumos para el sector agropecuario, la cual responde principalmente a factores externos como el alza en el precio internacional de materias primas, el desempeño de la tasa de cambio y la volatilidad de los fletes marítimos.

El proyecto busca robustecer el marco institucional existente sobre insumos agropecuarios a través de la constitución de un Fondo de Accesos y un Sistema Nacional sobre los mismos. Con ello se darían las condiciones para recaudar y monitorear los precios de los insumos de forma desagregada, permitiendo que los productores identifiquen las mejores opciones.

Lo anteriormente descrito suena bien, pero el Proyecto de Ley ha tomado un impulso tendiente a la fijación y control de precios, siendo preocupante la restricción a las libertades económicas por problemas coyunturales. Esto no solo conllevaría a situaciones de escasez y mercados paralelos, sino también a desincentivos en la producción local.

Sin duda, fortalecer los sistemas de información de precios de las materias primas para los actores del sector agropecuario es una iniciativa valiosa y necesaria para su desarrollo, pero el espíritu de la norma no debe perderse.

El mercado agropecuario de insumos necesita soluciones efectivas, no iniciativas que deriven en serios problemas estructurales y que entorpecen la buena dinámica y eficiencia de los mercados.

HERNANDO JOSÉ GÓMEZ R.
Presidente de Asobancaria
presidenciaasobancaria@asobancaria.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes